José Blanco: «En Galicia habrá que hacer pactos de gobierno»

Afirmó que la deriva en la que se encuentra el PSOE se debe a un momento de «convulsión en España, que está reordenando el mapa político»


redacción / la voz
Entrevista a José Blanco en «Vía V»

«En Galicia, salvo en el caso de Vigo, que puede aproximarse, no habrá mayorías absolutas en ninguna ciudad. Habrá un resultado electoral que habrá que administrar y va a haber que hacer acuerdos». Así se pronunció ayer en el programa Vía V de V Televisión el eurodiputado y exministro socialista José Blanco, que además añadió que esta condición, la del fin de las mayorías absolutas, no es más que un deseo de los propios ciudadanos para lo que consideró una «nueva etapa política».

Blanco, que hizo un exhaustivo repaso a las últimas encuestas, afirmó que la deriva en la que se encuentra el PSOE se debe a un momento de «convulsión en España, que está reordenando el mapa político» y dando lugar a un nuevo escenario en el que irrumpirán, según su análisis, cuatro fuerzas políticas: dos de ellas con peso consolidado, superior al 25 % de los votos, que son PSOE y PP, y otras dos con un apoyo menor, pero también considerable: Podemos y Ciudadanos, que vaticinó será «importante en la política española». Este «nuevo tablero» obliga a crear «alianzas» de partidos y «pactos poselectorales».

Preguntado sobre si cabría la posibilidad de que las fuerzas del bipartidismo llegasen a un acuerdo para garantizar la estabilidad, José Blanco zanjó la cuestión diciendo que pactar con los populares sería «defraudar» a los votantes y que él, personalmente, no concebía un acuerdo de este tipo: «Si se produce el pacto no reconocería a mi partido socialista», sentenció. En todo caso, se mostró convencido de que los socialistas ganarán con amplitud en las elecciones andaluzas y que puede ser la primera fuerza política en las generales.

Blanco dijo de Pedro Sánchez es el líder que necesita el PSOE «porque así lo han decidido, en un ejercicio de democracia sin precedentes, los militantes», y que «hay que darle tiempo» porque afrontar los desafíos del panorama actual «es difícil». En este sentido, sobre la salida de militantes socialistas del partido, y concretamente sobre el coruñés Pedro Armas, el exministro afirmó que «llamaba mucho a la puerta», pero al final «dio un portazo».

Precisamente, uno de esos desafíos son las imputaciones de miembros de su partido -entre ellos alcaldes y diputados gallegos- cuyo último capítulo es la imputación de Manuel Chaves y Antonio Griñán en Andalucía. El eurodiputado gallego contradijo al secretario general, Pedro Sánchez, que anunció que en cuanto se les impute un delito serán obligados a dejar sus cargos, y opinó que lo que mejor conjuga «presunción de inocencia y respeto a las instituciones» es lo que marca el código ético del PSOE: que la dimisión debe producirse en el momento en el que haya apertura del juicio oral.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

José Blanco: «En Galicia habrá que hacer pactos de gobierno»