El presidente de Sogama dimite por un contrato que favoreció a su bufete

Serafín Lorenzo SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Lamas es también miembro de la directiva del PP en Lugo.
Lamas es también miembro de la directiva del PP en Lugo. S. Alonso

Luis Lamas asume el «error» tras trascender que el Centro Agroalimentario de Lugo adjudicó un contrato de asesoramiento al despacho del que es socio

22 ene 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

El máximo responsable de Sogama, Luis Lamas Novo, presentó ayer la dimisión al cargo que ocupaba desde el 2009. El cese tuvo lugar después de que trascendiera que el Centro Tecnológico Agroalimentario de Lugo (Cetal) adjudicó un contrato de asesoramiento jurídico al bufete de abogados Lucus Lex, del que Lamas es socio y tesorero. «Ha sido un error y en política los errores hay que asumirlos», confesó en un comunicado.

El dimisionario, que además es miembro de la directiva del PP de Lugo, había restado trascendencia al episodio el martes, al asegurar que al no ejercer de abogado no incurría en incompatibilidad. Pero ayer apostilló tras su salida de Sogama que tomaba la decisión por «dignidad personal y política». Precisó que Lucus Lex ha renunciado al contrato en cuestión, con una duración de dos años y un importe de 7.450 euros anuales, que calculó que reportarían al bufete unos 400 euros mensuales.

Su dimisión llegó precedida de presiones de la oposición. El portavoz parlamentario del PSdeG, José Luis Méndez Romeu, emplazó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, a adoptar medidas en este caso con arreglo al código ético aprobado hace unos meses. «Entendemos que Feijoo, en coherencia coa lei, co seu código ético e as súas medidas de rexeneración democrática, aproveitará o pleno extraordinario da próxima semana para anunciar medidas pola actuación de Lamas». También el diputado Antón Sánchez (AGE) apeló a que Feijoo tomara cartas en el asunto. «Se é certo que quere loitar contra a corrupción, debe botar a Luis Lamas do seu posto con urxencia», apremió. Estas denuncias se produjeron por la mañana. Y por la tarde se hizo pública la dimisión del presidente de Sogama. La sucesión de los hechos apunta a que el presidente de la Xunta no quiso llevar ese asunto sin resolver a la comparecencia del martes, en la que presentará sus «medidas de impulso democrático» para hacer frente a la corrupción.