La Voz | Europa Press | Efe
Las zonas de montaña de Lugo y Ourense y el interior de la provincia de Pontevedra vuelven a estar hoy en alerta amarilla por las nevadas. La gran cantidad de nieve acumulada en las últimas horas está provocando problemas en el tráfico en varias carreteras de la red viaria gallega.En la provincia de Lugo, a primera hora de la mañana permanecían cortados al tráfico de vehículos pesados cuatro puertos de montaña de la red autonómica de carreteras, los de San Roque y O Poio, en el municipio de Pedrafita do Cebreiro, y O Viduedo, en Triacastela. En todos ellos, era obligatorio el uso de cadenas para que los turismos pudiesen circular.Durante la noche, el dispositivo de vialidad invernal movilizado por la Xunta de Galicia esparció en las carreteras autonómicas de la provincia de Lugo 62 toneladas de sal y 39.000 litros de salmuera, «en la mayor parte de los casos de forma preventiva para evitar la formación de hielo o nieve en la calzada».Los equipos del dispositivo de emergencias trabajaron esparciendo fundentes en las carreteras que llevan al Alto do Faro, entre Quiroga y O Courel, así como en varias vías en el municipio de A Fonsagrada, en el límite con la provincia de Asturias y en la carretera LU-540, entre Viveiro-Cabreiros, en el ayuntamiento de Muras.Además, los equipos del dispositivo de vialidad invernal, integrado en este caso por 14 máquinas quitanieves, también arrojaron fundentes en varios tramos de la autovía Ferrol-Vilalba. Grandes acumulaciones de nievePor su parte, la Diputación de Lugo ha esparcido 140 toneladas de sal en las carreteras provinciales por la presencia de nieve y de hielo en las últimas 24 horas. Así, 70 operarios y 40 máquinas siguen despejando los viales provinciales afectados por el temporal de nieve. Este martes trabajan en los 15 municipios más conflictivos, según añade, puesto que hay carreteras con hielo y acumulaciones de nieve de entre 40 centímetros y hasta un metro.En concreto, se trata de los municipios de Baleira, Folgoso do Courel, Cervantes, A Fonsagrada, O Incio, Navia de Suarna, Negueira de Muñiz, As Nogais, Pedrafita do Cebreiro, A Pobra do Brollón, Quiroga, Ribas de Sil, Samos, Taboada e Triacastela.Además, ha señalado la Diputación de Lugo que actúan en 35 vías cortadas con la previsión de abrirlas en las próximas horas, «siempre que las condiciones climatológicas lo permitan».Mientras en la provincia de Ourense, esta mañana hubo circulación condicionada en la A-52 a la altura de A Gudiña entre los kilómetros 113 y 150 en ambos sentidos. Se podía circular pero con precaución, según advertía la DGT. La nieve también condicionaba la circulación en la OU-536 a la altura de Montederramo desde el kilómetro 24 al 40 en ambos sentidos. La cota de nieve se sitúa a 600 metrosEl aire frío se resiste a irse y con la entrada de una borrasca la pasada noche, se prevén para hoy intensas nevadas en puntos de media y alta montaña. La cota se situará en 600 metros durante todo el día subiendo a 700 por la noche. La alerta por acumulaciones estará activa en las montañas de Lugo y Ourense por 5 centímetros en 24 horas; y en el interior de Pontevedra y sur y noroeste de Ourense por 2 centímetros. La alerta amarilla por nevadas se mantendrán mañana miércoles en las zonas de montaña de las provincias de Lugo y Ourense, según las previsiones de MeteoGalicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La nieve ocasiona problemas en las carreteras de montaña de la red viaria gallega