Setenta menores convocados a través de las redes sociales se pelean en A Coruña

Uno de ellos, que resultó herido leve, fue trasladado a dependencias policiales


A Coruña / La Voz

Quedaron por WhatsApp, por Facebook, por Tuenti y otras redes sociales. El punto de encuentro: las inmediaciones del Palacio de Exposiciones y Congresos de A Coruña (Palexco) y de Los Cantones Village. Sin embargo, su intención no era ir al cine, ni de compras, ni tomarse una copa en alguno de los numerosos locales de ocio que hay en el centro comercial coruñés. Ni siquiera participar en el botellón que todos los fines de semana se celebra en los jardines de Méndez Núñez, situados en pleno centro de la ciudad y muy próximos al lugar de la quedada. El objetivo, mucho más primitivo y exento de lógica: liarse a mamporros.

Identificados

Alrededor de setenta jóvenes, todos ellos menores de edad, participaron anoche en una multitudinaria pelea que se saldó con uno de ellos herido leve y que al cierre de esta edición aguardaba en las dependencias de la Policía Nacional, situadas a escasos metros del lugar de la juvenil batalla, a donde sus padres estaba previsto que fuesen a recogerlo. Otros chavales, también involucrados en la trifulca fueron identificados por los agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional que se desplazaron hasta el lugar para disolver la contienda, en la que, según algunas fuentes, estarían participando escolares de dos conocidos colegios de la ciudad.

La voz de alarma saltó poco después de las nueve y media de la noche, cuando la Policía Local comenzó a recibir llamadas de vecinos alertando de que algo, y no precisamente bueno, estaba ocurriendo en los alrededores del Palexco y de Los Cantones Village.

El inicio de la pelea, en la que participaban tanto chicos como chicas, hizo que hasta el lugar se desplazasen varias patrullas de ambos cuerpos policiales, lo que, además de llamar la atención de todos cuantos se encontraban en esos momentos en el centro de la ciudad, provocó que los jóvenes involucrados en la trifulca huyesen en todas direcciones, sin que la mayoría pudiesen ser identificados.

Los agentes sí pudieron interceptar al joven herido, que presentaba numerosos golpes, además de a otros chicos que no lograron escapar del lugar.

La pelea tuvo otra singular consecuencia, ya que, en contra de lo que suele ocurrir todos los viernes, casi nadie se animó a participar el botellón de los jardines de Méndez Núñez, que anoche, tras la batalla, estaban paradójicamente desiertos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
50 votos

Setenta menores convocados a través de las redes sociales se pelean en A Coruña