Tres marcas de ropa ceden y aceptan que la jueza done prendas falsas a los indigentes

Los Hermanos Misioneros de los Enfermos Pobres de Teis podrán recoger la ropa en breve y se comprometen a borrar los logos

El hermano Donaire muestra la chaqueta de un indigente en el albergue de Teis, en Vigo.
El hermano Donaire muestra la chaqueta de un indigente en el albergue de Teis, en Vigo.

VIGO / LA VOZ

Final feliz. El hermano José Antonio Donaire recibía ayer con gran ánimo la noticia de que el juzgado ha dictado una orden en firme para donar a su congregación varias decenas de prendas falsas que las autoridades decomisaron a dos jóvenes que las compraban en Portugal y las revendían por Internet. Las multinacionales dan por perdida la batalla para oponerse a la donación y no han recurrido el auto de la jueza. Agotado el plazo, la orden es firme y, en breve, el juzgado llamará a los misioneros para que pasen a recoger las prendas.

En el tribunal tienen una decena de zapatillas deportivas y chándales que sirvieron como prueba en el juicio, pero hay otra veintena, al menos, guardadas en un almacén judicial. «No sabíamos que nos iban a dar las prendas, ha sido una sorpresa», dijo ayer el portavoz de los Hermanos Misioneros de los Enfermos Pobres de Teis. Piensa donar la ropa falsificada a los indigentes y sintecho de Vigo para que puedan abrigarse de los rigores de este invierno. La mayoría de las prendas son zapatillas deportivas de marcas de alta gama cuyo logo tendrán que borrar antes de usarlas. Esa es la única condición que ha impuesto la jueza. Los misioneros tendrán que eliminar las marcas en presencia de un representante legal de un total de cuatro multinacionales.

Queda así zanjada la batalla legal que enfrentó las pasadas Navidades a tres multinacionales de ropa y la Fiscalía de Vigo. El ministerio público propuso a la titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Vigo que, tras haber sido condenados los acusados, las prendas decomisadas fuesen donadas a los misioneros de Teis en vez de destruirlas. La jueza estuvo de acuerdo, pero tres compañías -Adidas, Levitas SPA y Hugo Boss- se negaron y recurrieron esa medida. Alegaron que había que destruirlas porque, de lo contrario, las prendas requisadas podrían volver a entrar en el circuito comercial. Temen que las mafias de la piratería estén al tanto y las revendan.

Tinta indeleble

La Fiscalía propuso como solución que se borrasen los logos de las prendas con tinta indeleble para que pierdan todo su valor en el mercado negro pero sin dañar el material textil. Finalmente, unos días antes de Nochebuena, la jueza acordó la donación y dio un plazo a las multinacionales para que recurriesen su decisión, lo que finalmente no hicieron.

Por tanto, el auto ya es firme y en breve el juzgado se lo comunicará oficialmente a los misioneros de Teis.

Los beneficiarios de la donación se comprometieron ayer a acatar las condiciones de la jueza y el fiscal. «En su día nos dijeron que era mejor donarla y quitarle la etiqueta a la ropa y poner una tinta que no emborrone de forma que no se vean los logos», explicó ayer el hermano Donaire. Hace unas semanas calculó que hasta cincuenta sintecho en Vigo que suelen alojarse en el albergue podrían recibir la donación.

El juzgado aún no ha puesto fecha para la entrega de las zapatillas ni para ejecutar la operación de borrado de los logos, pero es previsible que se hará en las próximas semanas. Aunque el número de prendas probablemente no supere la treintena, podría sentar un precedente para otra ropa falsificada que se decomise.

La Fiscalía está satisfecha porque cree que esas prendas ayudarán a los más necesitados. Fuentes jurídicas creen que las multinacionales se dieron cuenta de que tenían un clamor popular en contra y claudicaron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Tres marcas de ropa ceden y aceptan que la jueza done prendas falsas a los indigentes