Educación niega por sorpresa a la Marea el uso de un salón de un instituto coruñés para un acto

Los responsables de la nueva formación política conocieron la prohibición solo tres horas antes

E. E. A Coruña La Voz

La Consellería de Educación denegó ayer por sorpresa a la Marea Atlántica el uso del salón de actos del IES de Elviña, en A Coruña, para sus actos de preparación de cara a las municipales. Los responsables de la nueva formación política conocieron la prohibición solo tres horas antes de las 17.30 de ayer, cuando estaba previsto su comienzo. Fueron avisados del veto por la dirección del centro, a la que antes llamó la inspección educativa para informar de que los actos, en los que participarán más de 200 personas y que finalizarán el domingo, no podían celebrarse.

Los responsables de la Marea creen que la orden partió directamente del conselleiro Jesús Vázquez. Desde la consellería se admitió que se prohibió utilizar el salón de grados del centro.

El departamento autonómico justificó esa decisión amparándose en un convenio firmado con la Fegamp que dice que «no se pueden utilizar pabellones (deportivos) para actos políticos». Según esas mismas fuentes, el convenio no cita de forma explícita los espacios escolares, pero «si no se pueden utilizar los pabellones, con más razón no se puede utilizar un centro educativo».

Educación no explicó cuándo decidió interpretar así el convenio. En la campaña de las elecciones europeas de mayo los partidos políticos celebraron numerosos actos y mítines en centros educativos, tanto en A Coruña como en otras ciudades. Es más, ayer mismo Podemos A Coruña celebró una reunión interna en el instituto coruñés de Zalaeta.

Pese al veto, el acto se celebró igualmente en la sede coruñesa del Colegio de Arquitectos (COAG). Tres responsables del partido, Iago Martínez, Xulio Ferreiro y Rocío Fraga leyeron allí un comunicado en el que se acusó al PP de «censura». Explicaron que la dirección del IES Elviña dio su permiso para celebrar el acto hace «preto dun mes» y que la prohibición tres horas antes solo podía equipararse a un intento de boicot. Ferreiro afirmó que estudiarán la posibilidad de iniciar acciones judiciales contra la Xunta, ya que se ha producido un «prexuizo económico». El alquiler del COAG costará mil euros y se habían contratado comidas en una cafetería todo el fin de semana. La Marea las pagará igualmente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Educación niega por sorpresa a la Marea el uso de un salón de un instituto coruñés para un acto