Feijoo llama a la unidad para la «batalla crucial» que limpie la vida pública

En su discurso de Nochevieja desde el Centro de Tecnológico de la Automoción pide estabilidad social que «non é sinónimo de conformismo»


La Voz | Europa Press

Estabilidad social frente a la «demagoxia» que cae «no simplismo» y estabilidad institucional frente a los «empeños» por levantar «fronteiras políticas onde non hai fronteiras humanas». Son dos de los pilares que han sustentado el sexto mensaje de fin de año del presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo, quien también ha llamado a ganar la «batalla crucial» que atañe a la «limpeza» de la vida pública.

Con el Centro Tecnolóxico de Automoción de Galicia (CTAG), en O Porriño (Pontevedra), como escenario de un mensaje que llega en el mismo mes en el que se ha confirmado que PSA Citroën Vigo hará la nueva furgoneta K9, el presidente ha defendido que los recientes contratos en el naval o la automoción no son «unha casualidade, nin un regalo», sino «un triunfo colectivo».

«A estabilidad institucional non é parálise»

Y es que, tras proclamar que estabilidad social «non é sinónimo de conformismo», ha remarcado que en una sociedad «viva» tienen que producirse «desacordos» y hay «inquietudes», convencido de que la misión de los poderes públicos es «respetalas, escoitalas e darlles resposta» procurando que las medidas adoptadas favorezcan «o interese xeral» e impulsen «solucions».

«Mentres a demagoxia cae no simplismo e trata ao pobo como menor de idade, a misión do gobernante democrático é dicir a verdade, con toda a súa complexidade, a unha cidadanía adulta», ha esgrimido, antes de reivindicar el modelo de «estabilidade institucional» acuñado por los gallegos. «Estabilidade institucional non é parálise», ha aseverado.

De hecho, ha defendido que los gallegos definieron a lo largo de estos años «un modelo que non ten outra inspiración que a súa maneira de ser», porque ser gallego «non é algo excluínte, senon incluinte», no suponen «levantar muros, senon tender pontes», ha asegurado, en referencia a la consulta catalana.

«Limpieza»en la vida pública

«Gañamos xuntos moitos desafíos e xuntos podemos gañar unha batalla crucial que atañe á limpeza da nosa vida pública», ha llamado el presidente, convencido de que «existe a forza necesaria para vencer individuos que militan no seu interese persoal».

«Está na indignación cidadana que producen, tamén na de os cidadáns de todos os partidos que nos adicamos á política e que asistiemos a como se desvirtúa o servizo público polo que tratamos de dar o mellor de nós mesmos», ha argumentado.

En esta coyuntura, ha llamado a confiar en la «ira» que lleva «a mellorar o que levou tanto tempo construir» y no en «aquela outra que destrúe sen presentar os planos do novo edificio».

Gallegos, héroes del cambio

El discurso de Feijóo ha arrancado con un reconocimiento a todos los gallegos, a quienes ha señalado como artífices del giro económico de Galicia. Para el presidente, quien ha aludido a los premios que se entregan a los ciudadanos de la comunidad a lo largo del año, resulta «alentador» que sea «admirado» el talento de un pueblo «rico en capital humano».

«Sentímonos orgullosos», ha aseverado, antes de destacar que en los peores momentos Galicia «non parou de esforzarse, de investigar, de estudar e de emprender». «Galicia atravesou unha crise, pero a nosa forma de ser e de facer nunca estivo en crise», ha sentenciado.

En su felicitación, ha destacado que Galicia no ha dejado de ser una comunidad «que quere estar xunta» y que «xamais» ha desertado «do porvir» porque «existía na conciencia de cada galego» la convicción de que «nun futuro prometedor», la comunidad «estaría en pe e reclamando un papel importante».

Un futuro cercano

«Empezamos a vivir ese futuro», ha constatado, para añadir que ese «futuro» está representado por el CTAG, «un bo lugar» para reconocer la labor de todos los gallegos que no fueron premiados pero han colaborado en esta nueva etapa. «Porque empezamos a vivir nuhna nova etapa», ha afirmado, dando a entender que el giro económico se percibirá con mayor intensidad en 2015.

Un año más, Feijoo ha insistido en que Galicia «supo anticiparse», cuando aún se decía que la «crisis era ficticia» y sabe ahora «aproveitar os indicios de rexurdimento, cando algúns aínda se empeñan en ver un panorama sen esperanza».

Optimista, ha señalado que la Galicia que estaba «nunha nación que arrastraba un problema de déficit» es ahora la que controló sus cuentas durante seis años en una España que «repeliu o rescate»; pero también una de las comunidades que «menos» aumentó su deuda, que aspira a crecer un 2 por ciento el próximo año, y que «está comenzando a crear emprego».

«Non é suficiente para levar a tranquilidade a tantos fogares con problemas, pero é un umbral necesario», ha continuado, antes de recordar a las familias que aún padecen las consecuencias de la crisis, especialmente las que sufren el paro.

Al reconocimiento interno a los gallegos, Feijoo ha sumado la «valoración exterior» que se hace de la comunidad y ha esgrimido los logros conseguidos en sectores como el naval o la automoción, en el que el CTAG es «referencia internacional» en tecnología.

«No ámbito da automoción logramos a mellor noticia posible para as 19.000 familias que dependen del» ha sentenciado, en alusión a la nueva furgoneta que hará PSA Vigo. Sin embargo, ha advertido de que los anuncios recientes de «contratos e inversións» no son «unha casualidade nin un regalo», sino un triunfo «colectivo», toda vez que Galicia competía «cos mellores» y ganó.

Víctimas del mar y la violencia machista

En un año de «avances», ha recordado a quienes dejaron su vida en el mar y a las víctimas de violencia machista, y ha citado que «alguén dixo que o papel do goberno é facer un país adecuado para os heroes que viven dentro», para ratificar que «esa condición téñena todos os galegos», que escriben «a páxina de superación» de su historia.

«Galicia é a Catedral de Santiago; Galicia é este centro tecnolóxico; Galicia son os xóvenes», ha definido, para añadir que Galicia es también «unha lingua». «Unha lingua que expresa lo que fomos, o que somos e o que queremos ser», ha señalado, convencido de que para muchas generaciones el gallego evoca «unha complicidade afectiva que se sobrepuso ás dificultades».

«¿É posible recuperar ese clima? Todos sabemos que si. Todos sabemos que o galego nos enriquece e incluso nos facilita estar no mundo con boas ferramentas expresivas», ha subrayado, antes de trasladar a los gallegos que en este fin de año se dirige a ellos en su lengua desde un recinto innovador y puntero donde se trabaja con tecnología de futuro.

«Son a imaxe dunha Galicia que xamáis se resigna, dunha Galicia que escribe o seu destino. Seguirémolo a facer neste 2015. Queda y quedará camiño por andar, pero os cidadáns deste país seguiremos demostrándonos que o xa avanzado foi na dirección adecuada», ha concluido Feijoo, deseando a los gallegos un nuevo año «venturoso» en la compañía de los suyos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
64 votos

Feijoo llama a la unidad para la «batalla crucial» que limpie la vida pública