El alcalde de Santiago pide ayuda al Apóstol para erradicar la corrupción

Agustín Hernández actuó como delegado regio en la conmemoración de la traslación de los restos del santo a Galicia


Agustín Hernández, alcalde de Santiago, fue el encargado de hacer la invocación al Apóstol en los actos de traslación que se celebraron en la catedral compostelana. El regidor aludió como no a la corrupción política en su ofrenda y pidió al santo «que nos acompañes na tarefa de loitar sen límites contra a corrupción, para tratar de erradicala definitivamente da vida política e social». El popular abordó también la salida de la crisis económica, aunque no con tanto optimismo como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, «as melloras precisan chegar a todos, pero comezamos a al buscar unha luz de esperanza», apuntó. El delegado regio hizo referencia en su invocación a otros problemas «que superan de forma manifesta a nosa capacidade», como la violencia de género, el terrorismo, de forma especial el que tiene relación con las creencias religiosas, o la propagación de enfermedades mortales.

El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, recogió la ofrenda y defendió los valores del cristianismo para superar la inmoralidad y la frivolidad. Barrio tampoco olvidó la corrupción, e instó a abandonar cualquier egoísmo «como actitud de quienes están dispuestos a hacer cualquier cosa para enriquecerse».

El acto de traslación se celebra todos los 30 de diciembre en recuerdo del traslado de los restos del Apóstol desde el puerto de Jaffa, en Palestina, hasta las costas gallegas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
37 votos

El alcalde de Santiago pide ayuda al Apóstol para erradicar la corrupción