Autorizan las obras del tramo entre Vilaboa y A Ermida de la autovía A-57

Será la alternativa de gran capacidad a la carretera N-550 en Pontevedra

LA VOZ

El Consejo de Ministros autorizó ayer la celebración del contrato de obras del tramo Vilaboa-A Ermida de la autovía A-57, una infraestructura que será la alternativa de gran capacidad a la carretera N-550 en Pontevedra. En un comunicado, el Ministerio de Fomento indica que esa obra, junto con la de los tramos A Ermida- Pilarteiros, Pilarteiros-Barro y con la conexión con la AP-9 en Curro, constituirá la futura circunvalación de Pontevedra de la A-57.

El presupuesto de licitación de la obra es de 86,31 millones de euros para trabajos en el entorno metropolitano de la ciudad de Pontevedra, recorriendo los ayuntamientos de Pontevedra y Vilaboa y destacando los núcleos de A Ermida, Pintos, Valladares, Pumariño, Bértola, O Outeiro y Boullosa. El nuevo tramo de autovía, con 6,48 kilómetros de longitud, comienza a la altura del enlace de A Ermida, sobre el punto kilométrico 4 de la carretera autonómica PO-532, y finaliza en el punto kilométrico 6,5 de modo que la conexión del siguiente tramo pueda evitar la Mámoa de San Roman-O Cruceiro.

El proyecto incluye dos enlaces y quince estructuras de las cuales cuatro viaductos, cinco pasos superiores y seis pasos inferiores, además de la reposición de los caminos interceptados a lo largo de la traza de la futura autovía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Autorizan las obras del tramo entre Vilaboa y A Ermida de la autovía A-57