Las autopistas de Carballo y Baiona tienen 3.500 usuarios menos que en el 2011


La curva descendente en el tráfico también afecta a las dos autopistas de peaje que gestiona la Xunta. La AG-55 (A Coruña-Carballo) registró en el 2013 una intensidad media de 11.048 vehículos, 2.009 menos que los que tuvo en el 2011. Y por las cabinas de la AG-57 (Vigo-Baiona) pasaron 6.235, lo que supone una perdida de 1.462 usuarios en ese período de dos años. La AP-9 vio caer su tráfico entre el 2011 y el 2013 en 4.000 vehículos diarios. Tanto en esta autopista que vertebra el corredor atlántico como en las dos de titularidad autonómica, los peajes se mantendrán congelados durante el 2015.

La excepción, Dozón-Ourense

La única autovía con peaje en la sombra que mantiene su tráfico es la AG-53, que da continuidad a la autopista Santiago-Dozón hasta conectar con la autovía das Rías Baixas. En el 2013 tuvo 8.415 usuarios al día, 222 menos que en el 2011 y 261 más que en el 2012.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las autopistas de Carballo y Baiona tienen 3.500 usuarios menos que en el 2011