Las amenazas al presidente de la Audiencia de Lugo le cuestan a Dorribo tres meses de cárcel

El principal imputado en la Campeón reconoció que le pidió 90.000 euros al magistrado para que no lo acusara de delitos


Lugo / La Voz

El empresario lucense Jorge Dorribo Gude, principal imputado en la operación Campeón, aceptó ayer una condena de tres meses de cárcel por un delito de amenazas. La víctima en este caso era el presidente de la Audiencia Provincial de Lugo, José Antonio Varela Agrelo, a quien le pidió, por mediación de un conocido común, 90.000 euros de una deuda que aseguraba había contraído con él, «cuya existencia real y naturaleza no constan», según el fiscal. El ministerio público pedía inicialmente para el empresario un año y seis meses de prisión, además de una indemnización de 3.000 euros por el daño moral causado.

Dorribo admitió haber cometido el delito en una comparecencia previa al juicio que estaba señalado para el lunes próximo en el Juzgado de lo Penal número 2 de Lugo. Lo hizo a través de videoconferencia desde la cárcel de Teixeiro, en la que está internado por incumplimiento, durante cinco meses, de la medida de comparecencia semanal en el juzgado. Está en prisión desde el 10 de noviembre. Lo asistió a última hora una letrada, en sustitución del abogado coruñés Víctor Manuel Bouzas, que era el que tenía asignado este caso.

Según recuerda el fiscal en su escrito de calificación, Dorribo no obtuvo ninguna cantidad de dinero del magistrado, cumplió las amenazas y declaró contra él, acusándole de hechos delictivos en los procedimientos que tenían abiertos en los juzgados de instrucción números 1 y 3, de Lugo. Como consecuencia de estas acusaciones, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia abrió un sumario ordinario, que cerró unos meses más tarde con un auto de fecha 10 de abril del 2013, de sobreseimiento libre.

El fiscal había calificado subsidiariamente los hechos de un delito de extorsión, que fue suprimido en la comparecencia de ayer. Dorribo no tendrá que indemnizar al magistrado por daños morales porque fue retirada también la responsabilidad civil, al renunciar a ella la víctima.

Testigos citados para el lunes

De no haber existido conformidad, Jorge Dorribo tendría que haberse sentado en el banquillo de los acusados el lunes próximo. Los testigos, entre ellos el empresario del sector del metal, José Luis Otero, que actúo como intermediario entre Dorribo y el juez, estaban citados para ese día, en que estaba reservada la sala del juzgado para este caso.

Los tres meses de cárcel que aceptó ayer son la primera condena penal para el principal imputado en el caso Campeón, quien acumula otras dos que le impiden administrar bienes, como responsable de la quiebra de sus empresas.

Dorribo tiene pendiente el juicio del caso Campeón. El fiscal lo acusa de diez delitos y pide para él una condena que suma 24 años de cárcel y 16,6 millones en multas. El empresario, cuando fue encarcelado en junio del 2011, formuló acusaciones graves, además de contra el juez, contra políticos en activo, entre ellos el exministro José Blanco y el exconselleiro Fernando Blanco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Las amenazas al presidente de la Audiencia de Lugo le cuestan a Dorribo tres meses de cárcel