Radicales bloquean con tablas el despacho de Roberto Blanco Valdés en la USC

El catedrático de Derecho Constitucional y articulista sufre por quinta vez en menos de 14 años un ataque de los intolerantes

La Voz

El catedrático de Derecho Constitucional de la Universidade de Santiago de Compostela y columnista de La Voz Roberto Blanco Valdés fue víctima ayer de un nuevo ataque perpetrado por radicales, el quinto que sufre en menos de 14 años. Uno o varios desconocidos bloquearon el acceso a su despacho en la Facultade de Dereito de la USC atornillando tablas al marco de su puerta. Sobre uno de los tres maderos escribieron un calificativo que más corresponde a intolerantes como los que perpetraron este atentado.

«Por lo que hemos podido determinar, esto se debió de hacer entre las 9.15 y las 10.40 horas, cuando no había nadie en esa área, que está separada del resto del edificio», explica, consultado al respecto, el decano de la referida facultad, Luis Míguez. Fue a las once menos veinte de la mañana cuando un docente vio lo que había ocurrido y avisó de lo sucedido al máximo responsable del recinto, quien a su vez alertó a la seguridad privada de la institución académica y al Cuerpo Nacional de Policía, que envió agentes al lugar para tomar huellas dactilares. «Queremos expresar nuestra más absoluta repulsa a este tipo de actuaciones, que están claramente dirigidas a intentar amedrentar al profesor [Blanco Valdés], a coartarlo», valora Míguez, que mañana promoverá una condena formal de la junta de facultad.

El agredido, por su parte, vincula el ataque, «posiblemente», a su participación hace seis semanas en un acto de la plataforma Libres e Iguales, durante el cual dio lectura a un manifiesto contrario a la consulta separatista de Cataluña. «Allí -aduce- algunos individuos también me gritaron "fascista"». Y lamenta: «La tienen tomada conmigo y usan la intimidación propia del fascismo. El objetivo es callarme, que deje de escribir en el periódico. Por supuesto, no lo lograrán».

Tampoco lo consiguieron con anterioridad. El 2 de mayo del 2001, el jurista ya se había encontrado tapiado su despacho universitario. En noviembre del 2009, el día 1 los radicales lanzaron un cóctel molotov contra la entrada de su casa y el 11 colocaron un neumático junto al cierre de la vivienda, lo rociaron con gasolina y le prendieron fuego. El 28 de enero del 2010 hicieron estallar una bomba al lado de la entrada de su garaje particular.

Roberto Blanco Valdés ha recibido numerosísimas muestras de apoyo y solidaridad de personas que destacan su valentía y su voz libre y serena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
113 votos

Radicales bloquean con tablas el despacho de Roberto Blanco Valdés en la USC