La Comisión Europea defiende sus ayudas a Peinador ante las críticas del Tribunal de Cuentas

Un informe del supervisor de la UE lo calificaba de insostenible


Redacción / La Voz

El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea ha elaborado un informe muy pesimista sobre el resultado de las ayudas de la UE para ampliar instalaciones aeroportuarias, al considerar que estas mejoras no tuvieron los resultados previstos en lo que respecta al principal objetivo: aumentar el número de pasajeros. El tribunal analizó veinte aeropuertos que contaron con ayudas europeas en cinco países (España, Grecia, Italia, Estonia y Polonia) y concluye que estas inversiones no lograron alcanzar las previsiones de tráfico con las que se justificaron las ampliaciones en aeropuertos como el de Vigo, Barajas, Badajoz, Burgos, Córdoba, Fuerteventura, La Palma y Murcia. El informe es un frío análisis economicista de la relación entre el coste y el beneficio entre el 2007 y el 2013. Y considera que Peinador y otras cuatro terminales son financieramente «insostenibles». Las infraestructuras subvencionadas, afirman, están sobredimensionadas y estos aeródromos solo podrán subsistir con una inyección constante de dinero. «Existe el riesgo de que estos aeropuertos estén abocados al cierre a menos que reciban un apoyo financiero público constante», alegan.

Lo curioso es que esta institución de la UE pasa de puntillas por aspectos cruciales. Y la propia Comisión Europea hace una enmienda a la práctica totalidad del informe en su respuesta oficial al organismo supervisor de la UE. Los técnicos del Ejecutivo comunitario recuerdan que aeropuertos «regionales» como los que cuestiona el informe tienen su razón de existir en la cohesión territorial y se mantienen en funcionamiento «por otras razones más allá del simple análisis financiero». Defiende que esas ayudas sirvieron en muchos casos para atenuar «cuellos de botella» en las horas punta y que su idoneidad se basó en cálculos a 20 años vista, cuando se espera un importante crecimiento del tráfico aéreo. También recrimina al tribunal que no tenga en cuenta la crisis económica en países como España y su efecto en el descenso del número de viajeros a partir del 2010. Por tanto, cree que el análisis del beneficio de estas inversiones hay que hacerlo más a medio plazo. De hecho, la terminal de Vigo se inauguró este año -no hay margen temporal para analizar su rentabilidad- y este aeropuerto ha empezado ahora a mejorar sus resultados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

La Comisión Europea defiende sus ayudas a Peinador ante las críticas del Tribunal de Cuentas