Aprobados los Presupostos de la Xunta para el 2015 con los únicos votos del PP

Las cuentas autonómicas ascienden a un total de 8.436 millones de euros, experimentando un ligero crecimiento del 0,5%


Santiago de Compostela / La Voz

El Parlamento gallego aprobó ayer los Presupostos de la Xunta para el 2015 con el único respaldo del grupo del PP, que un año más tuvo que emplear el rodillo de la mayoría absoluta para rechazar una a una las 1.148 enmiendas de la oposición que modificaban líneas de gasto, aunque aceptó siete aportaciones del PSdeG en materia fiscal. Las cuentas autonómicas ascienden a un montante de 8,436 millones de euros tras crecer por primera vez en cinco años -un tímido 0,5 % más-, lo que le permitirá al Gobierno de Feijoo incrementar un 4,8 % la inversión real coincidiendo con un año netamente electoral, en el que se celebrarán comicios locales y generales.

No es este el único cambio de tendencia que se observa en los Presupostos. El documento también abona de forma rotunda la tesis de la recuperación, pues señala que la economía gallega crecerá un 2 % el año próximo, en el que también se creará por primera vez desde el 2007 empleo neto, de tal forma que la tasa de paro se situará en un 20,1 %, lo que supone una rebaja de 1,6 puntos con respecto a la previsión para el año en curso.

Pero lo que crece, sobre todo, como defendió la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, es la capacidad de gasto. Aumenta en 60,6 millones, debido a que el presupuesto global aumenta en 45 millones, a los que se suman otros 15,7 millones más de ahorro en los intereses de la deuda pública. En cuanto al capítulo de inversiones reales, crece en 32,3 millones y le reserva guiños para las infraestructuras hospitalarias en Vigo, Ourense o A Coruña o la autovía de Costa da Morte.

Los único puntos de acuerdo entre Gobierno y oposición, y en todo caso mínimos, se produjeron en la llamada ley de acompañamiento, pues el PP aceptó siete enmiendas del PSdeG en materia fiscal que, por ejemplo, permiten duplicar las deducciones del IRPF para las familias con hijos discapacitados a cargo, y que corrigen algunos aspectos del nuevo canon de la minería, que amplían la base de aplicación, a la vez que elevan de 10.000 a 12.500 euros el gravamen por cada hectárea de superficie no regenerada cuando cese la actividad minera.

Durante el debate, los grupos reiteraron sus posiciones. Desde el PSdeG, su portavoz, Méndez Romeu, denunció que el PP «despreza» la labor realizada por la oposición al rechazar los cambios propuestas y entiende que los presupuestos reflejan una «política fracasada que agrava o sufrimento das persoas». En lo mismo incidió Xabier Ron (AGE), quien denunció que las cuentas no permitirán «a saída da situación de empobrecemento», o Francisco Jorquera (BNG).

Desde las filas del PP, Pedro Puy se quejó de que se critique a la Xunta cuando toma medidas similares a los Gobiernos socialistas de Manuel Valls, en Francia, o Matteo Renzi, en Italia. Y la conselleira Elena Muñoz remarcó su mensaje central, que el único objetivo de los Presupostos es «trasladar os efectos da recuperación ás familias».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Aprobados los Presupostos de la Xunta para el 2015 con los únicos votos del PP