La mejor alternativa a la AP-9 entre A Coruña y Santiago

Francisco Balado Fontenla
FRAN BALADO LA VOZ

GALICIA

asas

La variante por Cerceda roba tráfico a la prohibitiva autopista en el trayecto entre A Coruña y Santiago y se impone a la N-550

15 dic 2014 . Actualizado a las 22:01 h.

Jaque a la N-550 y a la AP-9 con un movimiento. Desde la irrupción de la crisis, la histórica carretera que comunica Santiago de Compostela y A Coruña gozó de una oportunidad única para reivindicarse y ganar tráfico, pero parece que ha desaprovechado la bola de partido. A pesar de que la autopista pierde usuarios cada día (12,6 euros el peaje de ida y vuelta, además de un mayor consumo de combustible), los conductores siguen sin abrazar la vieja nacional y buscan alternativas. Una de las que se está implantando con mejor aceptación entre los gallegos es la variante que atraviesa el concello de Cerceda. La distancia es más corta, hay menos picos de tráfico y la calidad de la vía es mucho mejor, por lo que el coste y el tiempo disminuyen. Aquí, a continuación, el trayecto, saliendo desde Santiago, desmenuzado en cinco tramos.

De Santiago a Sigüeiro (10 km) N-550

Tiempo estimado: 10 minutos

El trayecto desde Santiago hasta Ordes es común. Saliendo desde la compostelana rotonda de San Caetano, en donde se encuentra el edificio central de la Xunta de Galicia, hay que seguir rumbo norte por Salgueiriños y salir de la ciudad por la recta de la maderera Finsa, reconocible por sus dimensiones y por el humo que desprenden las chimeneas. Tras cruzarse con los peregrinos del Camino del Norte y salvar el puente sobre el río Tambre, se llega a Sigüeiro. Este núcleo del concello de Oroso cuenta con un semáforo y un par de pasos de peatones, pero normalmente se atraviesa sin grandes complicaciones.

Variante a Lavacolla

Para los viajeros que vayan desde A Coruña hacia Lavacolla, justo a la salida de Sigüeiro, al pasar una gasolinera a mano derecha, hay un cruce a mano izquierda (AC-250) que enlaza con el aeropuerto de Santiago a los ocho kilómetros sin la necesidad de entrar en Compostela.