El policía herido descansa en casa y suma amigos en Facebook

Vicente Allo ya anda por su propio pie en su casa de Cangas


La Voz

El subinspector Vicente Allo, que sobrevivió al tiroteo de Vigo, ya anda por su propio pie en su casa de Cangas, donde se recupera de dos balazos que le causaron cinco orificios en el tórax. Quienes han estado con él aseguran que prefiere guardar silencio sobre cómo se desarrolló la tragedia en la que murió su compañera Vanessa Lage cuando iban a detener al atracador conocido como el Escayolista. «No quiere hablar de ello», dice una persona cercana.

Lo que ha cambiado es el número de sus amigos en Facebook. Hace diez días tenía 200, generalmente del mundo de ciclocross gallego, en el que compite con el Club de Cambre, y ahora ya cuenta con 1.100 amigos.

Y en los actos oficiales se hace mención a su compañera Vanessa, como hizo ayer el general jefe de la Brilat. Un día antes, el fiscal superior de Galicia, Carlos Varela, se refería también a esta agente durante la lectura de su bando del Día de la Constitución en Vigo.

Mientras Vicente Allo se recupera en su casa, su vida en las redes sociales se ha disparado con una cascada de felicitaciones por su pronta recuperación y por su emotiva carta a Vanessa que ha conmovido a todos. Le llegan mensajes hasta de Costa Rica: «Ánimo y palante».

Nuevos amigos

Decenas de nuevos amigos rinden homenaje a Vanessa Lage, a la que Allo dedicó su carta en su cuenta de Facebook. Y a él le desean que se reponga para disfrutar de la Navidad con los suyos. Le desean fuerzas para superar la herida psicológica de haber perdido a la compañera que ese día patrullaba con él. «Para mí sois unos héroes», dice Mónica. «Eres una persona valiente y con ánimo siempre de alcanzar metas, esto que te hace sufrir por muy duro que sea lo vencerás, tómalo así y pronto lo pasarás por encima», añade Jaime Raúl, de Barcelona. «Me duele en lo más profundo del alma la perdida de Vanesa. Hace falta mucha gente con ese valor en la calle para poder volver a pasear tranquilos», comenta Miguel Ángel. A Vicente le llegan apoyos desde Ibiza, Valencia, Asturias, Canarias o Córdoba. «Sois un orgullo y un ejemplo para los ciudadanos», añade Rebe, que le manda un «besiño».

Sus seguidores se han volcado tanto e incluso han creado vídeos caseros en su apoyo. Por ejemplo, Lourdes lanzó un montaje de 30 segundos con la foto del subinspector con traje de ciclista acompañado del mensaje: «Hola Vicente, quiero darte las gracias, eres una persona increíble, me alegro de haberte conocido, gracias por tu amistad».

Otro colega le ha remitido como un vídeo con acciones especiales de los geos, unidad de élite a la que perteneció Allo. Y una compañera de Málaga le dedica un corto con imágenes de la policía «sin miedo a la verdad». De la comisaría de Avilés también le mandan recuerdos.

El monfortino Alberto López le envía el pequeño cortometraje El chaleco, una película a prueba de balas. Se inspira en que muchos policías consiguen el blindaje porque se lo compran sus madres. En el corto presenta una teoría económica para sufragar la dotación de chalecos. «Si en la cafetería de la comisaría guardamos un céntimo de cada café en un fondo, ese dinero lo podremos usar para chalecos, y además eso estimulará el consumo. Lo mismo valdría para otros bienes, de forma que el fondo de uno o cinco céntimos se destinase a acciones benéficas»,

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

El policía herido descansa en casa y suma amigos en Facebook