Josman trabaja para la empresa que arregla los baches en Ferrol

El testigo de la Pokémon que fue confundido con el alcalde es administrativo de Misturas, una firma que realiza trabajos para el Ayuntamiento


ferrol / la voz

El militante del PP ferrolano José Manuel Vilaboy Lois, más conocido como Josman, cuya voz fue confundida con la del alcalde de Ferrol en las escuchas de la operación Pokémon trabaja en una de las principales contratas del Ayuntamiento de la ciudad naval. Ejerce como personal administrativo de la empresa Misturas, la firma ourensana que tiene adjudicado el servicio de mantenimiento de viales para el Concello. Y trabaja desde la oficina habilitada por la concesionaria en el polígono de A Gándara.

Fuentes de la compañía confirmaron que Vilaboy Lois es personal de la empresa en Ferrol. Y así lo pudo corroborar ayer La Voz de Galicia. Al llamar al número del centro de trabajo respondió el propio Josman, que, no obstante, colgó inmediatamente el teléfono al conocer que era este periódico el que intentaba localizarlo.

El alcalde y presidente del PP local, José Manuel Rey Varela, dijo ayer no tener conocimiento de que Josman trabaje para la empresa que repara baches en la ciudad. «Desconozco ese dato», aseguró. Y preguntado sobre la conveniencia o no de que lo haga defendió que «las contratas del Ayuntamiento tienen unos procesos de selección, y por lo tanto hay que respetar esos procesos y los derechos de las personas».

La empresa comenzó a trabajar para el Concello ferrolano en febrero del 2013, con el objetivo de erradicar los numerosos baches de la ciudad. Por el contrato, recientemente prorrogado, abona 594.000 euros al año. Josman habría empezado a trabajar para Misturas desde el inicio del contrato. También fue empleado externo del grupo Eulen.

Conversaciones telefónicas

Vilaboy Lois es la persona a la que la jueza Pilar de Lara, instructora de la operación Pokémon, cree que la trama Vendex entregó 3.000 euros para el PP de Ferrol en un encuentro en un restaurante de A Coruña en junio del 2011. En julio comparecía en calidad de testigo, condición que no ha cambiado hasta este momento. Y entonces reconocía haber sido el interlocutor telefónico del delegado del grupo en Galicia, José María Tutor, en las conversaciones grabadas que figuran en el informe de Vigilancia Aduanera y que, erróneamente, se atribuyeron a Rey Varela, que fue imputado por ellas por un supuesto delito de cohecho, del que fue posteriormente desimputado al practicarse las pruebas de voz. Josman negó haber recibido los pagos que se le atribuyen.

Pero en el auto que sirvió para sobreseer provisionalmente la imputación del regidor, la jueza expone numerosas dudas sobre Vilaboy. Primero, considera que sus manifestaciones estuvieron «repletas de contradicciones, lagunas e incoherencias» en cuestiones importantes, como las llamadas que constan desde la sede del PP, cuya total realización, dice, no admite. Y también muestra su extrañeza por que el partido nombrase «a una persona de tan poco peso en el PP» como Josman -un militante y colaborador del partido del que sus representantes minimizaron su papel- para ejercer como interlocutor válido para mantener una reunión con el delegado regional de Vendex. La cuestión judicial en torno a él está en punto muerto. Pese a que se considera probado que es él quien habla en los pinchazos telefónicos, la instructora no puede imputarle cohecho ni prevaricación al no tratarse de ningún cargo público.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos

Josman trabaja para la empresa que arregla los baches en Ferrol