Podemos puede beneficiar al PP

Su apuesta por robarle espacio al PSOE también puede reforzar a los de Pedro Sánchez


¿Dónde se ha hecho y quién ha contestado a esta encuesta?

La encuesta se refiere a la Galicia urbana. Los entrevistados son personas con derecho a voto en las elecciones municipales próximas en las localidades más grandes de Galicia, que suman 969.000 electores y representan el 38% del censo. En estos municipios se eligen 320 concejales de los 3.800 que rigen en Galicia.

¿De qué informa la encuesta? ¿Es fiable?

Informa sobre el estado de la opinión pública y el resultado que se produciría en unas elecciones municipales mediante estimaciones de la intención de voto. La primera materia es indiscutible, la segunda también: Sondaxe anticipó el sorpasso del BNG al PSdeG-PSOE en el año 1997, lo que nos habla de experiencia, pero también el resultado de AGE en el año 2012, lo que remite a actualización técnica o evolución de su know how. Sondaxe es fiable.

¿Cómo está la opinión pública?

Mejor de lo que cabía suponer. Los vecinos aprueban las gestiones municipales de A Coruña, Pontevedra, Vigo y Narón, Lugo, Ourense y Ferrol promedian 4 sobre 10 y solo suspende con claridad el gobierno municipal de Santiago de Compostela, aunque también la oposición.

¿Qué novedades puede haber en las municipales?

La encuesta expresa el resultado virtual de Podemos ante elecciones municipales, que conseguiría 71.000 votos y 31 concejales en estas ocho ciudades, por detrás del PP (160.000 votos/76 concejales) y del PSdeG-PSOE (125.000/48), pero por delante del BNG (50.000/27) y de AGE (20.000/6). Podemos se inserta en una estructura de representación local preexistente como tercera fuerza política potencial.

¿Y qué quiere decir esto?

Es una buena noticia. A pesar de los problemas asociados a la administración local en Galicia, el sistema representa a las personas ante elecciones municipales, aunque mucho menos ante generales, como se deduce de otras preguntas de esta encuesta. Aún así, el PP retrocede 60.000 votos y 19 concejales respecto a los comicios del 2011 en estas ciudades.

¿Ganará el PP las municipales en Galicia?

Sí, porque la Galicia rural promediará mejores resultados que la urbana, donde también gana (33,5%), aunque cayendo a los promedios del PSdeG-PSOE (26,2%), que acorta sensiblemente las distancias del 2011. El PP promediará mejores resultados en A Coruña, Lugo, Santiago y Ferrol, aunque perdiendo 9 concejales en estas ciudades.

¿Y los nacionalistas?

El BNG defiende la posición en Pontevedra y promedia un 10,7% en la Galicia urbana, mientras que AGE se queda en al 4%, si damos por bueno el resultado virtual de Podemos en las ciudades (15,0%). Sin embargo, AGE tiene ahora la oportunidad de ocupar el lugar que abandona Podemos: la moratoria en el pago de la deuda en tanto no esté auditada, el orden nuevo.

¿Son definitivas estas estimaciones de voto?

Son iniciales y tienen que concretarse, aunque el patrón está trazado en términos de mercado. Los nacionalistas se defienden a duras penas y el PP pierde más que nadie, esos datos son fijos. Pero el resultado de Podemos es virtual, está concretando su posicionamiento y, por lo que vemos, tiene que retroceder. En todo caso, la situación estará definida en febrero del 2015 por razones de calendario: las elecciones son en mayo.

¿Por qué tiene que retroceder ese resultado virtual de Podemos?

Porque la ruptura no es socialdemócrata, no es patrimonio de la izquierda ni de los de abajo, no paga deuda ilegítima ni hace tripartitos, es transversal y queda enfrente. La encuesta refleja los registros de la ruptura, esa expectativa ciudadana permanece intacta, pero Podemos pretende reemplazar al PSOE y con esto defrauda lo esencial, se sale del espacio. Con la casta no se pacta, debería decirles alguien.

¿Qué es Podemos?

No lo tenemos muy claro, porque acaban de abandonar la zona de ruptura para competir en el espacio del PSOE, y esto beneficia indirectamente al PP. Ahora se sitúan en la izquierda y el grueso de su electorado recién configurado irá detrás, a un lugar donde ya está el PSOE en formas convencionales e invirtiendo la tendencia con Pedro Sánchez (CIS); nos ha sorprendido el giro de los posibilistas.

¿Qué efecto habría tenido la reforma de la ley electoral que planteó el PP?

Habría sacado del sistema a AGE y al BNG en infinidad de municipios, pero el PP no habría conseguido nada más, porque era el empeño de quien se cree en posesión del 40% o más de los votos válidos en su territorio sin importarle mucho lo que pudiera pasar con su partido en otros. Está todo fragmentado, aunque la novedad es que si concurre Podemos pactará contra el PP.

¿Alguna conclusión?

La encuesta confirma que los partidos preexistentes representan suficientemente, las tasas de participación son razonables y es tranquilizador, porque la demoscopia general de nuestros días es mucho más dramática.

¿Alguna novedad de interés estratégico?

La irrupción de Podemos, junto a la caída del PP, han propiciado una situación en la que el PSOE vuelve a tener opciones. Esto sucede en España, pero también en la Galicia urbana. En esta contienda central por cada voto que ganan los socialistas acortan dos. Por otro lado, Podemos ha abandonado la zona de ruptura. ¿Pero no estábamos a setas? El valiente que recogió el trapo rojo, como en Tiempos Modernos, lo ha soltado, y esto abre oportunidades a otros, algunos tan clásicos como Xosé Manuel Beiras, que sabe de qué va eso y alguna vez acertará.

Votación
34 votos

Podemos puede beneficiar al PP