PP y PSdeG necesitan de los pactos para gobernar las ciudades gallegas

Domingos Sampedro
Domingos Sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Podemos irrumpe con fuerza a pesar de que no se presentará con su propia marca

30 nov 2014 . Actualizado a las 21:48 h.

Las mayorías absolutas se disipan y la gobernabilidad de casi todas las ciudades gallegas queda en el aire, a expensas de lo que decidan los pactos poselectorales. Este es el escenario que dibuja la encuesta elaborada por Sondaxe para La Voz a solo seis meses de que se celebren las elecciones municipales, en la se aprecia una quiebra en la correlación de fuerzas tradicionales debido a la irrupción de Podemos en el plano local, formación que iguala o supera al PSOE en A Coruña y Ferrol. El Partido Popular se mantiene como la formación más votada en cinco de las siete ciudades, pero pierde posiciones en todas ellas y no logra revalidar ninguna mayoría absoluta, algo que solo está al alcance del BNG en Pontevedra.

Solo en el conjunto de las siete ciudades gallegas, el PP pierde un total de 17 concejales, mientras el PSOE se deja 13. Y pese a que Podemos no tiene intención de concurrir con su propia marca a las elecciones locales, sino que sopesa hacerlo diluido en candidaturas ciudadanas, esta formación se erige en la tercera fuerza con mayor intención de voto, anotándose un total de 29 ediles en las siete ciudades, frente a los 25 del BNG y los 5 de AGE, coalición que también sopesa acudir a los comicios formando parte de las mareas o listas ciudadanas.

La encuesta refleja un desgaste apreciable del PP, que en las ciudades no revalida ninguna de sus tres mayorías absolutas. En A Coruña, Carlos Negreira pierde dos concejales, se queda en 12, de tal forma que su investidura dependería de un pacto con otra fuerza o de que no cuajara la alianza alternativa de Gobierno, que podrían formar el PSOE (6 concejales), Podemos (6 ediles), BNG (2) y AGE (1).