«Que non volvan máis», advierten los gitanos gallegos a los zamoranos

El colectivo que preside Sinaí Giménez asegura que el regreso a Galicia de los exiliados en Castilla «podría acarrear graves conflictos»

Varias familias gitanas afincadas en las viviendas del polígono de Torneiros se despiden antes de partir de Galicia.
Varias familias gitanas afincadas en las viviendas del polígono de Torneiros se despiden antes de partir de Galicia.

vigo / la voz

Sociedad Gitana, el colectivo de gitanos gallegos, ha trasladado a los zamoranos que se han exiliado su deseo y su invitación a que «non volvan nunca máis a Galicia», y les recomiendan que, estén donde estén, escolaricen a sus hijos, «ya que los niños no tienen culpa de los conflictos de los mayores». Esta comunicación ha sido enviada también al presidente de la Asamblea Nacional del Pueblo Gitano, Juan José Cortés.

El presidente de Sociedad Gitana, Sinaí Giménez, subraya que «aquí no se extorsiona ni se esclaviza a nadie». Sostiene que el número de personas que se han marchado realmente de O Porriño y Tui no son 400. «Nosotros tenemos controladas a 70, las demás están metidas en sus casas, poco a poco están volviendo a los mercadillos y nos llaman porque quieren volver a trabajar en los puestos», dice Giménez.

Añade que los gitanos gallegos han sufrido una campaña de desprestigio mediante insultos, calumnias e injurias, con la que han intentado chantajear a los gitanos gallegos, y más concretamente a él. Los hechos «no quedarán en el baúl de los recuerdos, por lo que su regreso podría acarrear graves conflictos», señala Sociedad Gitana. El colectivo responsabiliza a los pastores evangélicos y a Francisco Romero Alvite, presidente de otra asociación de ambulantes gallegos, «de una campaña para cerrar ferias», y les atribuye la imposición de un sistema «para ricos».

La cooperativa de vendedores ambulantes genera en Galicia más de 1.200 puestos a través de las distintas ferias de la comunidad y consiguió recientemente, mediante una negociación con el Concello, reabrir para los cooperativistas el mercadillo de Ponteareas.

«Algunos gitanos zamoranos se creen que pagar impuestos es de tontos. De los más de 300 ambulantes zamoranos que existen en Galicia solamente cotizan a la Seguridad Social y pagan sus impuestos unos 50. Los demás prefieren vivir de camuflarse entre los legales, y con una sola licencia gestionan cuatro puestos que son explotados por familiares directos que no pagan ni un solo euro a la Seguridad Social», advierte Sociedad Gitana.

La feria de la frontera

El conflicto se desató a raíz de la denominada feria de la frontera de Tui. El colectivo de Sociedad Gitana quería retomar este mercado que se suprimió hace ocho años. Se celebraba en terrenos que pertenecen al Ministerio de Hacienda, y el Concello de Tui se basó en que no es titular de ese espacio para no autorizarlo. Para presionar, los vendedores convocaron una huelga durante el mercadillo que se celebra los jueves, pero algunos se mostraron reacios a secundar el boicot y se produjeron enfrentamientos físicos entre vendedores. Luego intervinieron los pastores y llegó el destierro de estos de Galicia. Muchos les siguieron.

Solo una minoría de ambulantes están dados de alta en la Seguridad Social

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos

«Que non volvan máis», advierten los gitanos gallegos a los zamoranos