Juan José Cortés cancela su visita a la comunidad para mediar en el desencuentro

El padre de Mari Luz iba a solicitar reuniones con los alcaldes de O Porriño y Tui

la voz

Juan José Cortés, presidente de la Confederación Española de la Asamblea Nacional del Pueblo Gitano, conjuntamente con los delegados territoriales de Galicia y Castilla y León, se había ofrecido a desplazarse en los próximos días a Galicia para intervenir con su mediación pacifica en el conflicto surgido estos días entre los vendedores ambulantes de O Porriño y Tui.

El padre de Mari Luz tenía previsto solicitar reuniones con los alcaldes de ambos Concellos para abordar la situación, que se ha traducido en el abandono de la zona por parte de las familias. Cortés dijo ayer que «se ha cancelado todo». La suspensión de la visita se produce después de que Sociedad Gitana emitiese un comunicado sobre el conflicto. Sinaí Giménez, presidente de este colectivo, es el secretario de la Confederación española de la Asamblea Nacional Gitana, que preside el propio Cortés.

Sin las llaves del templo

Sociedad Gitana también ha señalado que los cuatro pastores evangélicos de O Porriño se han llevado las llaves del templo, por lo que otras personas han pedido la intervención de la jerarquía gallega de la Iglesia Evangélica de Filadelfia para que garantice que los seguidores de esta confesión que se han quedado en la zona puedan seguir asistiendo al culto.

El templo, situado en el centro de O Porriño, ha sido testigo de largas asambleas y discusiones sobre el conflicto entre vendedores. Estas reuniones se celebraban a puerta cerrada y con absoluto hermetismo.

La situación desembocó en la salida de O Porriño y Tui de un importante contingente de personas de esta etnia, que llegaron a la zona en los años 70 procedentes de Zamora y Valladolid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Juan José Cortés cancela su visita a la comunidad para mediar en el desencuentro