«Estamos en la edad de piedra en la lucha contra la corrupción», dice el director de la oficina antifraude

Giovanni Kessler considera que los casos más preocupantes son los que nunca son descubiertos

La presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, charla con el director de la OLAF, Giovanni Kessler.
La presidenta del Parlamento, Pilar Rojo, charla con el director de la OLAF, Giovanni Kessler.

Santiago / La Voz

En medio del aluvión de operaciones contra el fraude y la corrupción en Galicia y el resto de España, la Conferencia de Asambleas Regionales Legislativas Europeas (Calre) celebró una reunión en Santiago a la que acudió como ponente el director de la Oficina Europea de la Lucha contra el Fraude (OLAF), Giovanni Kessler. Kessler calificó la corrupción y el fraude de fondos públicos como uno de los principales problemas de Europa, hasta el punto de que «su percepción podría generar un peligro para el propio proyecto europeo. Si el ciudadano no confía en cómo se gestionan los fondos, el proyecto europeo se encuentra en entredicho», dijo ante los representantes de los parlamentos regionales.

Kessler no quiso concretar en casos españoles o gallegos, y de hecho insistió en que no se trata de un problema que afecte solo a España o los países del sur de Europa. «Quizás en los países del sur se detectan más casos, porque también hay una mayor cantidad de fondos europeos destinados». En el período 2007-13 la Unión Europea invirtió 350.000 millones de euros en programas de desarrollo regional como el Feder, el Fondo Social Europeo o los fondos de cohesión. De esta cantidad, se reportaron irregularidades por parte de los estados miembros por un importe de 615 millones de euros, de los que la mitad, unos 310, estaban gestionados a nivel regional. Esto no es lo que más preocupa al director de la oficina europea contra el fraude, sino, «¿cuántos casos nunca son descubiertos? Esos son los más preocupantes». El primer informe que se ha hecho en Europa sobre la percepción que los ciudadanos tienen de la corrupción en sus países, de hecho, ofrece datos demoledores, lo que lleva a afirmar a Kessler: «Estamos en la edad de piedra en la lucha contra la corrupción».

Para Giovanni Kessler, de los tres pasos en la lucha contra el fraude -prevención, detección y sanción-, el más importante sin lugar a dudas es el primero, por lo que insta a «recortar las posibilidades de fraude en las licitaciones y adquisiciones públicas». Fijar reglas claras, transparentes y estandarizadas en las administraciones que gestionan fondos para evitar estos delitos. «Es importante la gestión -insistió en su conferencia el director de la OLAF-. Hay que tener en cuenta por defecto los riesgos de la corrupción y dejar el menor espacio posible para el fraude». Una de las medidas, por ejemplo, sería publicar las listas de beneficiarios de los fondos europeos y en general de todas las ayudas públicas para evitar fraudes.

En las administraciones regionales existe según Kessler más riesgo de localismo, favoritismo o conflicto de intereses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«Estamos en la edad de piedra en la lucha contra la corrupción», dice el director de la oficina antifraude