Un matrimonio fingió 6 atropellos en 8 años para cobrar el seguroDos sucesos en el mismo mes

p. seoane OURENSE / LA VOZ

GALICIA

Simulaban que los arrollaban coches marcha atrás, según la Guardia Civil

05 nov 2014 . Actualizado a las 04:00 h.

Que una pareja haya sufrido siete accidentes de tráfico desde el 2006, atropellos en seis casos, es mala suerte. No haber tenido ni una sola fractura parece, sin embargo, buena suerte. En una de las escenas más aplaudidas de Airbag, eran tres coches en cuestión de segundos. En el caso de Fidel R.A. y Manuela C.M., de 64 y 62 años, vecinos de San Cristovo de Ribadavia, han sido siete en ocho años.

Los detalles del último, en el párking de Carrefour, no convencieron a la compañía de seguros de la que Fidel pretendía cobrar. Tampoco a la Guardia Civil, que empezó a tirar de un hilo que acabó dando lugar a una denuncia, formalizada ayer en los juzgados de Ourense, contra la pareja y contra otras dos personas, supuestos cooperadores en dos de los atropellos. Falsedad documental y estafa es lo que les imputa el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Ourense.

La investigación arrancó con la denuncia de una aseguradora en julio de este año. Les había llegado cuatro meses antes una reclamación por un supuesto atropello. Un vecino de Ribadavia declaró que había sido golpeado por un coche que circulaba marcha atrás en el párking de Carrefour. No había atestado de la Policía Local ni de la Guardia Civil, ni intervención de una ambulancia o parte de atención en un centro sanitario público el mismo día del presunto siniestro. Algo no encajaba, la compañía hizo sus averiguaciones y decidió no pagar. La crisis ha reavivado los mecanismos de control.

Logró cobrar Fidel, sin embargo, por otros atropellos en el 2006, 2010 y 2012. Distintas compañías, pero idéntico método, según la investigación: maniobra marcha atrás de un coche, el peatón resulta golpeado, cae al suelo, rehúsa una ambulancia, pero se queda con los datos del seguro del coche. Y al día siguiente aparecen dolores y molestias, que en todos los casos requirieron atención en centros médicos privados y la búsqueda de un acuerdo amistoso con las aseguradoras para evitar juicios.

La Guardia Civil ha incluido como imputadas a otras dos personas, Iván B.A. y Fermín F.R., al estimar que pudieron haber colaborado para compartir la eventual indemnización.

El colmo del infortunio cayó sobre la pareja el pasado mes de marzo. Con dos semanas y media de diferencia fueron «atropellados» Manuela en Ribadavia y Fidel en el párking del Carrefour de Ourense. Ella ya había planteado otra reclamación en el 2011 por un incidente con las mismas características en A Cañiza. El informe que la Guardia Civil entregó ayer al juez precisa que el hombre, aparte de haber cobrado indemnizaciones de compañías ajenas por los atropellos sufridos estos años también ha percibido otros ingresos por la cobertura que le daban otras pólizas personales de seguros de salud. El total presuntamente defraudado a las aseguradoras por esta pareja todavía no ha sido estimado.