La comunidad educativa sostiene que el decreto tendrá una función homogeneizadora


A pesar de que Educación regula un ámbito que en la práctica ya tiene unas pautas delimitadas por los reglamentos de régimen interno, directores de los centros y padres de alumnos entienden que el decreto que el jueves anunció la Xunta sí permitirá homogeneizar las normas. En ese aspecto uniformador incide María José Mansilla, presidenta de la Confederación Católica Gallega de APA, arguye que «probablemente, la intención de la Xunta es unificar criterios entre los centros, para evitar muchos problemas y suspicacias. Creo que todos los padres de la Confederación están de acuerdo en que no se puede usar el móvil dentro del recinto escolar», expone.

Mansilla abunda en la idea planteada por el resto de representantes de docentes y padres consultados, en cuanto a que los reglamentos internos ya regulan tanto el uso del teléfono celular como las aulas de convivencia. En este segundo ámbito, explica que las normas sobre convivencia dependen de los centros, pero que la mayoría cuentan con ellas. «No en infantil y primaria, pero sí en secundaria y bachillerato», matiza Mansilla.

La figura del mediador

El decreto de Educación también contempla la creación de la figura del mediador, que tendrá el cometido de intentar solventar por la vía del diálogo las disputas en colegios e institutos. María José Mansilla aclara que esa figura ya funciona en algunos centros, sobre todo en los de enseñanza secundaria, pero defiende que «hay que trabajarla más». Concluye que el decreto sí puede ser de utilidad para esa tarea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La comunidad educativa sostiene que el decreto tendrá una función homogeneizadora