Un «testigo primordial» de Pilar de Lara, en entredicho

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA / LA VOZ

GALICIA

El biólogo detenido en Ferrol aportó numerosa documentación a la jueza de la Pokémon

02 nov 2014 . Actualizado a las 09:29 h.

Se dice que fue Antonio Pérez Cribeiro el insipirador de que la Pikachu, la rama coruñesa de la operación Pokémon en la que están imputadas más de 20 personas, se llame de esa manera. El biólogo del Acuario coruñés, arrestado en la medianoche del miércoles con una pistola de fogueo en Ferrol, proprocionó grandes cantidades de documentación a la magistrada instructora del caso, Pilar de Lara, incluyendo varios archivos de texto titulados «Raichu», una de las mutaciones del dibujo manga Pikachu. Pérez Cribeiro también le facilitó la grabación de una entrevista que mantuvo con la concejala de Cultura de A Coruña, Ana Fernández, que no está imputada. Además, en sus declaraciones aportó ingentes cantidades de información sobre las presuntas irregularidades cometidas en la gestión del Acuario por parte del grupo Vendex, el supuesto cerebro de la Pokémon, y sus simpatizantes en las instalaciones.

Fue tal su entusiasmo, que la jueza le consideró «testigo primordial» de la causa, y ordenó que se investigase como un intento de «amedrentarle» la aparición de «armarios forzados» en su despacho del Acuario. Lo denunció en marzo y sigue sin ser aclarado, aunque fuentes municipales niegan que llegase a ocurrir.

Cribeiro no tiene buena relación con parte del personal del Acuario ni con sus jefes del Ayuntamiento. Ha denunciado por acoso a la anterior jefa de los Museos Científicos, hoy responsable de Personal, Mónica Iglesias. Pero no habría sido la única, Cribeiro habla de un auténtico «acoso y derribo» por parte de algunos de sus compañeros desde el 2009, aunque todo habría empeorado en el 2011, cuando participó en el concurso para adjudicar el mantenimiento del Acuario. Vendex no ganó y, aseguró a la jueza, desde entonces le hicieron la vida imposible.

Según sus abogados, Cribeiro ha sufrido secuelas. En un auto, la magistrada defiende que se le haga una valoración médica para comprobar si es así, pero rechaza la petición de una de las defensas de pedir su historia psiquiátrica y la causa de sus bajas laborales.

No hay delito, pero habrá que ver qué consecuencias tiene su arresto en Ferrol, cuando según la policía pidió a una vecina que le llevase en coche a Freixeiro, en Narón, mostrándole la pistola y diciendo que era un agente.