Beatriz Mato: «Este caso sirvió para alejar de la Administración a gente no ejemplar»

Defiende los controles, pero «siempre habrá alguien que quiera defraudar»


A Coruña / La Voz

La conselleira de Traballo, Beatriz Mato (Baracaldo, 1965) defiende la honorabilidad de todo su equipo. Ni ella, ni nadie de Traballo, dice, movió un dedo para alimentar la trama de las subvenciones.

-¿Ordenó en alguna ocasión a un funcionario o alto cargo de su consellería que favoreciese a Gerardo Crespo?

-Ni yo, ni nadie de mi consellería hizo tal cosa. Las subvenciones de formación se resuelven en una comisión de valoración en la que no estoy ni yo ni ningún alto cargo. Son funcionarios y resuelven. Es imposible manipular esas comisiones.

-Pero ha habido altos cargos que sí parece que lo han hecho...

-Eso esta por ver. Está por ver, por ejemplo, la dimensión exacta de lo que puede ser una conversación aislada o una acción aislada y no puesta en un contexto. Espero y deseo que esas personas puedan dar una explicación lógica que los libere de toda mancha.

-Como vicepresidenta del PP de A Coruña, ¿sabe si Crespo donó 17.000 euros al partido?

-No sé y lo dudo. Las cuentas del partido son claras, públicas y transparentes, y no consta ninguna donación de ese hombre.

-¿Conoce a Pachi Lucas [supuesto conseguidor de Crespo]?

-Lo identifico, pero nada más que eso. Jamás me reuní con él.

-¿Qué tiene que decir sobre los muchos encuentros que mantuvo con Crespo?

-Estoy dolida porque hubo un quebranto. En mi despacho entran muchísimas personas y el que entra creo que lo hace con buena fe. Crespo entró en mi despacho como entró en muchos otros. Lo importante no es que entrase en mi despacho, sino lo que hiciese yo después. Yo lo que tengo que dar cuentas no es de recibir a una persona, sino de lo que hago yo después de recibirla.

-¿Qué falló en la Consellería?

-Los mecanismos de control, como todos los mecanismos que tiene la Administración, pueden ser quebrantables. ¿Qué es lo que ha fallado? En su momento no se hicieron los controles y este gobierno, nada más llegar, puso las herramientas para hacer los controles en los programas integrados de empleo.

-¿Puede prometer a los gallegos que jamás volverá a pasar?

-A día de hoy le podemos decir a los gallegos que desde el 2012 el 100 % de las subvenciones destinadas a la formación de parados están visitadas y controladas. Dicho esto, pese a que se hacen esos controles, eso no significa que no puedan ser inquebrantables, porque todos sabemos que hay habilidades importantes para falsificar facturas, para duplicar alumnos ocupados... Creo que hay mecanismos adecuados, lo que no significa, como le pasa a Hacienda, que no tengamos a nadie que intente defraudar.

-¿Sirvió este caso para limpiar de corruptos la Consellería?

-Este caso para lo que sirve es para que aflore lo peor que puede tener una administración, pero en este caso no ha servido para hacer una limpia. Para lo que ha servido es para alejar de la administración aquellos funcionarios que en un momento determinado pueden resultar no ser ejemplares en su función o en el ejercicio de su función. Lo que sí tiene claro este Gobierno es que cerca de lo que son sus decisiones de gobierno y de su gestión no puede haber nadie manchado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
49 votos

Beatriz Mato: «Este caso sirvió para alejar de la Administración a gente no ejemplar»