Guillermo Collarte, de involuntario «trending topic» a pionero en la red

miguel ascón OURENSE / LA VOZ

GALICIA

MIGUEL VILLAR

Es el primer diputado del PP en contestar a los ciudadanos en osoigo.com

26 oct 2014 . Actualizado a las 04:00 h.

Iñaki Anasagasti, Toni Cantó o Rafael Simancas son algunos de los nombres más reconocibles con presencia en la web osoigo.com, una plataforma que permite a los ciudadanos interactuar con los políticos. Solo con los que se prestan, claro. La del ourensano Guillermo Collarte es una de las últimas incorporaciones en la página, lo que le convierte en un pionero en la red para el PP de Galicia. De hecho, solo hay otras dos gallegas, las dos diputadas del BNG en Madrid (Olaia Fernández y Rosana Pérez), que se exponen de ese modo a las preguntas de los internautas.

Se ve, por tanto, que Collarte no le ha cogido miedo a Internet después de convertirse involuntariamente en trending topic mundial por decir en una entrevista en La Voz de Galicia que las pasaba «bastante canutas» con sus ingresos de 5.100 euros al mes. El revuelo que se generó entonces fue recogido en medios de comunicación nacionales e internacionales y el diputado se vio obligado a pedir perdón. Había que tener en cuenta que esos 5.100 euros mensuales suponían una rebaja considerable en el estatus económico de un hombre que hasta el año 2011, en el que se estrenó en política, ocupaba puestos alta responsabilidad (y sueldo) en el sector privado. Sus retribuciones salariales en su último año como director corporativo del gigante Isolux Corsán habían sido de 19.742 euros mensuales: «No pedí perdón por lo que dije porque era verdad que no lo estaba pasando bien. Pedí perdón por cómo lo dije, porque hay mucha gente pasándolo muy mal, sin nada. Viendo lo que ha pasado en estos dos años, con las tarjetas esas y con otras cosas, que hubiese gente que quisiese cortarme la cabeza a mí por aquello?».

Collarte dimitió como concejal, se centró en su trabajo en el Congreso, vendió una propiedad y su situación económica mejoró. No cree que le recuerden aquel patinazo en osoigo.com, aunque si es así, responderá de forma sincera. Como siempre. Su sinceridad fue su perdición en aquella entrevista del año 2012, pero él lo tiene claro: «Un político debe decir la verdad».