La trama de Crespo ganó un 33 % más con el bipartito que con el PP

Según la Consellería de Traballo, el PSOE y el BNG concedieron a la red 4,6 millones frente a los 3,1 que le otorgaron los populares desde el 2009

La Voz

Un día después de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, advirtiese de que actuará contra los implicados en la trama de cursos fantasma «sexa quen sexa», el PP echó la vista al pasado para buscarlos entre las filas del bipartito PSOE-BNG, que dirigió el Gobierno gallego hace ahora cinco años y seis meses.

Según la Consellería de Traballo, uno de los departamentos autonómicos más afectados por la supuesta trama de corrupción del empresario Gerardo Crespo, la Xunta que presidían socialistas y nacionalistas concedió muchos más fondos a la red que el actual Ejecutivo autonómico. Le habrían facilitado subvenciones por valor de 4.638.454 euros entre los años 2005 y 2009, siempre según las estimaciones de la actual Consellería de Traballo, mientras que con la Xunta de Feijoo Crespo se habría llevado 3.154.509,88 euros en un período de cinco años.

El grifo casi se quedó seco en el 2012, cuando se denunciaron las primeras irregularidades y Crespo ingresó 15.496 euros. Repuntó algo en el 2013, con 166.014 euros y cayó a cero en el 2014, cuando se empezaron a conocer con detalle las supuestas irregularidades. En total, según las cuentas de la Xunta, la trama corrupta habría ingresado 7.792.964 euros entre el 2005 y el 2014, desde los primeros días del bipartito hasta los actuales del Partido Popular. Las cifras se refieren a las subvenciones otorgadas para formación, lo que no significa, aclaran desde el departamento autonómico, que las empresas de Gerardo Crespo no hubiesen recibido otro tipo de ayudas de la Administración autonómica o del Gobierno central.

Los datos de la Consellería de Traballo indican que Crespo dejó de ingresar cerca de un tercio desde la Xunta bipartita hasta la del PP. Claro que la época de los conservadores ha coincidido con lo más duro de la crisis económica, que obligó a la Administración gallega a recortar las subvenciones que otorgaba a entidades externas de todo tipo en porcentajes muy elevados.

Sin cargos electos imputados

Por otra parte, la concesión de más fondos no se ha traducido en el descubrimiento de irregularidades que se puedan traducir en posibles delitos. Por lo que se conoce hasta ahora del sumario, los investigadores de la Unidad de Delitos Económicos de la Policía Nacional no concluyeron que se puedan exigir responsabilidades penales a cargos electos de la anterior Administración autonómica, y tampoco de la actual del Partido Popular.

Los conservadores tampoco denunciaron ninguna irregularidad cuando llegaron al Gobierno gallego en el 2009. Es más, según los datos de Traballo, Crespo ingresó 1.198.869 euros en subvenciones para formación en el 2010 y 1.399.437 en el 2011. Esas cantidades son solo ligeramente inferiores a las que percibió en los años que más ganó cuando gobernaba el bipartito: 1.368.048 euros en el 2007 y 1.436.437 en el 2008.

Las subvenciones empezaron a descender en el 2012 coincidiendo con las primeras denuncias ante la policía por presuntas irregularidades, que presentaron a finales del 2011 dos antiguas empleadas de Caype, otra de las entidades implicadas en la supuesta trama.

Denuncia de Beatriz Mato

La propia Consellería de Traballo, bajo la dirección de Beatriz Mato, llevó el asunto a la Fiscalía en el 2012, después de detectar posibles irregularidades en el cobro de subvenciones a las entidades AED Galicia y Fundefo por valor de algo más de 145.000 euros.

Antes de esas denuncias se habían producido otras de tipo público. Una de ellas la pronunció el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, que denunció en una emisora radiofónica posibles irregularidades. Crespo le contestó con una carta en la que enumeraba las subvenciones que recibió con el bipartito. Según sus propias cuentas, ascendieron a 4.136.000 euros. Según se desprende del sumario, el empresario estaba satisfecho con el anterior gobierno autonómico: «Los de antes me daban todo», llegó a decir a una trabajadora municipal del Ayuntamiento de A Coruña en referencia al tándem PSOE-BNG.

El gobierno local coruñés también hizo recuento de sus relaciones con las empresas relacionadas con la operación Zeta. Según los datos a los que ha tenido acceso La Voz, el bipartito PSOE-BNG que gobernó del 2007 al 2011 les concedió subvenciones por valor de 170.944 euros. Mientras que a partir de ese año, cuando el PP llega al gobierno local y hasta ahora, esas empresas habrían percibido 16.650 euros del Ayuntamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

La trama de Crespo ganó un 33 % más con el bipartito que con el PP