Tiene «delirios narcisistas», vive con su abuela y viste traje desde los 13 años

La Voz

GALICIA

18 oct 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

«Es una persona con un verbo fácil, fluido, que se mueve en cualquier situación y hoy en ningún caso perdió la compostura, al margen de cuando el fiscal le pidió la prisión incondicional y sin finanza, que se vino abajo». Así definió ayer el abogado Israel Paz a su representado, Francisco Nicolás. En las diligencias del caso se apunta un dato más: sufre delirios narcisistas.

Sus aspiraciones a ser alguien se evidenciaron de una forma precoz, empezando por la imagen. Cuentan que con 13 años comenzó a vestir traje y a usar gomina. Ahora vive con su abuela y cursa Derecho en el Cunef. Compañeros de facultad ironizaban con que en los últimos meses apenas apareció un par de días y recordaban haberlo visto llegar en un deportivo acompañado de cuatro guardaespaldas.

¿Cómo sufragaba estos gastos? Al parecer, se relacionaba con hijos de empresarios muy conocidos, lo que le habría permitido acceder a ciertos círculos de confianza. Así, participó en desayunos informativos que organizaba el Forum Europa con la élite nacional e internacional. Incluso en una foto se le ve ocupando la mesa presidencial con Víctor Calvo-Sotelo, secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información. Ayer, el diario El Mundo desvelaba que formó parte del equipo de Arturo Fernández en las pasadas elecciones a la Confederación de Empresarios de Madrid.