«Es coincidencia que familiares de delegados de UGT logren empleos»

El responsable de la central en Vigo no ve ilegal, aunque sí «peculiar», que nueve allegados de ocho sindicalistas hayan conseguido trabajo en el Concello

la voz

UGT no prevé llevar a cabo investigación interna alguna para determinar la existencia de posibles irregularidades en la obtención de plazas de funcionarios en el Concello de Vigo por parte de familiares de ocho de los diez representantes del sindicato en el comité de personal municipal. Domingo Barros, el responsable de la gestora que dirige el sindicato en Vigo, señaló ayer que la validación de las oposiciones por parte de los tribunales examinadores representa a su juicio una garantía suficiente de legalidad.

Para el actual referente de la central sindical socialista en la ciudad ninguna alegación o recurso ha logrado cuestionar la legalidad de los nombramientos puestos en entredicho por un grupo de funcionarios. «Por ello hay que estar a lo que digan los tribunales del proceso y concederles la gracia de la verdad», mantiene el responsable sindical.

Añade Barros que para él no es más que una «coincidencia que familiares de delegados de UGT logren dichos empleos en el Ayuntamiento de Vigo, y eso no puede predisponer que haya habido irregularidades», mantiene.

El presidente de la gestora local de UGT se aferra a que los delegados sindicales no pueden tomar parte de los tribunales examinadores en oposiciones, extremo que sin embargo sí que se produjo en el Concello, hasta que una denuncia de CC. OO. llevó a los miembros del comité de UGT, CIG y SICO a dejar dichos puestos de control, pero ya al final de las pruebas. «Si alguien se sintió perjudicado por ello tiene que denunciarlo», recomienda Domingo Barros tras ser informado de que sí hubo una renuncia de los delegados examinadores, situación anterior a su mandato en la central, donde fue designado para tratar de reconstruir las relaciones internas de los dos sectores del sindicato totalmente enfrentados en Vigo.

«En todo caso, forzosamente tengo que hablar de coincidencia en esas asignaciones de plazas a familiares de compañeros, pues no hay impugnaciones tenidas en cuenta ni denuncias que hayan obligado a repetir las pruebas», concluye el responsable del sindicato.

Cinco ascensos en el comité

Además de que ocho de los diez delegados de UGT en el Concello vigués hayan visto como familiares suyos se convertían en funcionarios en el 2012, cinco de dichos sindicalistas han conseguido ascender desde que fueron elegidos en el comité de personal. Así se evidencia con los nombramientos aportados por el grupo de funcionarios que está llevando a cabo un estudio de la plantilla, en el que se indica que el número 1 de la lista de UGT pasó de policía a la oficina de vías y obras; el 2 de administrativo a jefatura y luego a cargo de confianza en Urbanismo; el 1 de los laborales subió de ayudante a oficial, y el 3 de laborales de jefe de equipos a capataz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

«Es coincidencia que familiares de delegados de UGT logren empleos»