Feijoo se juega la baza del empleo

El presidente de la Xunta anunciará un plan de trabajo para mayores de 45 años en un debate de la autonomía en el que la oposición le reprochará el paro y la corrupción. A partir de las 10.00 horas en directo


Santiago / La Voz

Por primera vez desde que llegó al poder, en la primavera del 2009, Alberto Núñez Feijoo acude esta mañana a un debate sobre el estado de la autonomía pudiendo presumir de que hoy, en comparación con la anterior discusión en O Hórreo sobre política general, en Galicia hay menos parados registrados. No obstante, según quienes le han ayudado a preparar su discurso, el presidente de la Xunta se mostrará en la Cámara «moderado en los balances y ambicioso en las propuestas», que no andan los indicadores como para echar cohetes. Entre otras novedades, anunciará la ampliación del actual plan de empleo juvenil y el lanzamiento de uno específico para mayores de 45 años, una medida en línea con el nuevo subsidio para desempleados de esa franja de edad cuya implantación el Gobierno central está negociando con las centrales sindicales.

Dado que la legislatura 2012-2016 roza ya el ecuador, el jefe del Ejecutivo autónomo dedicará una parte de su intervención a echar la vista atrás y otra a proponer «una hoja de ruta para que Galicia lidere una recuperación sólida dentro de España, como abanderó en su día la lucha contra la crisis». Igualmente, contrapondrá «la vía gallega de hacer las cosas» con el órdago soberanista de Artur Mas en Cataluña. Y -un clásico- ofrecerá pactos a la oposición, amén de exigirle «espíritu constructivo». Tampoco haría ascos a algún acuerdo contra la corrupción.

Para afrontar la cita, a lo largo de los últimos días el dirigente popular ha despachado con todos sus conselleiros, excepto con la de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, quien se encuentra de baja por maternidad. Además, el domingo «se encerró» con colaboradores para estudiar su discurso de apertura de sesión y ayer consagró la jornada por completo a afinar en las réplicas. No parece que todo eso vaya a resultarle suficiente para seducir a una oposición cansada de promesas.

Porque el PSdeG no pasa por alto que el Gobierno despreció durante años el diálogo con esta formación en materia de creación de empleo. En el debate del 2013, sin ir más lejos, Méndez Romeu planteó un pacto para crear 30.000 puestos de trabajo, priorizando a los que llevaran más de 12 meses en paro, y no cuajó. «A experiencia é que o presidente Feijoo, logo de cinco anos, non quere ningún consenso en temas como a loita contra o paro», lamentó ayer el portavoz socialista.

El hombre de Besteiro en el Parlamento incidió en que acudirá a la cita de hoy con actitud «constructiva», pero también manteniendo una «firme denuncia da inoperancia» del Ejecutivo. En cuanto a la corrupción, puso de relieve que, además de llevar alguna iniciativa a la Cámara, «sería interesante» que el PP respondiera «co exemplo ético» ante los asuntos que le afectan.

Por parte de AGE, su viceportavoz, Yolanda Díaz, destacó que su grupo irá al hemiciclo a «enmendar a política do PP», pero también a «facer propostas de sentido común», al objeto de demostrar que hay alternativa a Feijoo y que se pueden impulsar políticas para generar trabajo, a la par que luchar decid?idamente contra la corrupción.

El BNG también pondrá el acento ahí, en la reactivación de los sectores productivos y en el refuerzo del autogobierno. Su portavoz nacional, Xavier Vence, adelantó que los nacionalistas presentarán propuestas para corregir las «políticas de torniquete» de la Xunta y reclamarán la supresión de las tasas de reposición que estrangulan al funcionariado. Vence, que reclamó a los populares medidas contra los corruptos y hacer más transparente la Administración, confirmó que el Bloque propondrá abrir un debate sobre el derecho de Galicia a decidir, en el contexto de la consulta catalana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Feijoo se juega la baza del empleo