Sospechan que el atentado en Baralla fue obra de terroristas no fichados

Los investigadores buscan a los causantes de la explosión de Baralla

Ayer comenzaron las obras de reparación de los daños en los edificios afectados por la explosión, como en esta cafetería.
Ayer comenzaron las obras de reparación de los daños en los edificios afectados por la explosión, como en esta cafetería.
La Voz

Miembros liberados de Resistencia Galega, es decir terroristas no fichados, pudieron haber sido los autores de la colocación de la bomba que explotó la madrugada del jueves en la sede del Concello de Baralla. Esa es la principal hipótesis que se maneja horas después del atentado, que causó importantes daños en la casa consistorial y en los edificios colindantes, y que llevó el pánico a los vecinos. Esa suele ser además la forma de actuar de Resistencia Galega para dificultar las investigaciones policiales de los especialistas de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía que trabajan en Galicia en la lucha contra la única organización terrorista que queda en España.

«El objetivo es la desarticulación de Resistencia Galega», dijo ayer en A Coruña el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, al recordar que las investigaciones a grupos de esta naturaleza precisan de mucha constancia. Pero el trabajo se intensifica después de una acción terrorista como la cometida en Baralla. Las fuerzas de seguridad del Estado están en alerta y ante la amenaza del terrorismo independentista controlan instalaciones estratégicas, edificios institucionales y accesos a las ciudades. Los controles a personas y vehículos se han reforzado en busca de los posibles autores de la colocación de la bomba, compuesta por una olla exprés cargada de pólvora prensada, y que fue activada mediante un reloj temporizador.

La fecha del atentado de Baralla no ha pasado inadvertida para los expertos en la lucha contra el terrorismo, ya que el mes de octubre tiene una especial significación en el calendario del entorno del independentismo radical gallego, que conmemora en estos días el Día da Galiza combatente. De hecho, ya hay convocados varios actos para celebrar esa jornada, que tiene carácter anual. También en octubre, hace ahora un año, se cometió el atentado contra el Concello de Beade. Y el 3 de octubre del 2011 se dio a conocer, a través de Internet, el Segundo manifiesto pola resistencia galega, en el que la dirección de la banda amenazaba con continuar los ataques contra personas, organizaciones e instituciones «comprometidas co réxime de ocupación, explotación e destrucción do noso país».

Agentes especializados

Además de los servicios de información que Guardia Civil y Policía Nacional tienen permanentemente en Galicia, hace meses que agentes de ambos cuerpos de seguridad, especializados en la lucha contra el terrorismo, se han trasladado desde Madrid para poner su experiencia y conocimientos al servicio de las operaciones de vigilancia de personas relacionadas con el entorno de Resistencia Galega. Su primer objetivo es Antón García Matos, Toninho, que está en la clandestinidad desde el año 2005 y que está considerado el líder de la organización terrorista. Todo apunta a que Toninho reside fuera de España, es probable que en Portugal, junto a su compañera Asunción Losada. Los expertos no tienen dudas de que ambos son quienes dirigen los objetivos de la banda. Hace dos meses, Toninho envió un vídeo a través de Internet en el que alentaba a sus seguidores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Sospechan que el atentado en Baralla fue obra de terroristas no fichados