Perdidos en el Camino

La falta de señalización y las condiciones meteorológicas son las principales causas del extravío de peregrinos. TODA LA INFORMACIÓN SOBRE EL CAMINO DE SANTIAGO

La Voz

Lo que le pasó a la peregrina alemana Lena Waterfeld, que tuvo que ser rescatada el domingo de noche cuando se extravió en un acantilado de Fisterra, podría pasarle a más caminantes debido a la mala señalización, que brilla por su ausencia en algunos tramos. Sin ir muy lejos, en la propia Costa da Morte, en los dos últimos meses los servicios de Emergencias han tenido que montar dispositivos de búsqueda para rescatar a cuatro peregrinos. En dos casos fue necesaria la intervención de un helicóptero.

Los profesionales de salvamento explican que en este tipo de casos puede haber imprudencia o desconocimiento del entorno por parte de algunos caminantes, pero consideran que el problema principal es la señalización deficiente o a veces nula del Camino. Una de las rutas más dificultosas es la que discurre entre Lires y Muxía, donde han sido evacuados en los últimos años peregrinos de distintas partes del mundo. En el 2009 falleció en las inmediaciones del acantilado de cabo Fisterra el polaco Krystian Strzelecky. El pasado año fue rescatada con más suerte otra peregrina alemana que se bañaba en Mar de Fóra.

Quejas en zonas urbanas

Las quejas por la señalización también se extienden a la zona urbana, sobre todo a la entrada de la capital gallega. En el cruce de Concheiros, muchos caminantes se desorientan y pierden tiempo en la llegada a la Catedral. Es la ayuda de los vecinos las que les evita en ocasiones coger la ruta errada.

Algo similar pasa en Ribadeo, donde a la entrada de la ciudad los peregrinos echan en falta más indicaciones para poder seguir el Camino. Tienen, además, que familiarizarse con una nueva señalización, ya que la de Galicia es diferente a la de Asturias.

Otras veces la culpa no es de la señalización oficial, sino de la falsa que colocan empresarios y dueños de negocios que modifican el trayecto del Camino para que los peregrinos pasen por delante de sus establecimientos. Este problema ha sido detectado especialmente en el Camino Francés. Aunque al tratarse de una ruta muy concurrida, los casos de extravío no suelen ir a más.

Los rescates de peregrinos que se producen en los tramos que discurren por las provincias de Lugo y Ourense son diferentes a los que se registran en A Costa da Morte. No se producen, en la mayoría de los casos por falta de señalización, sino por las condiciones meteorológicas, la niebla o la nieve, o porque la noche se les echa encima. Son rescates que suelen tener lugar en otoño o en invierno.

Otros enclaves turísticos

No solo en el Camino de Santiago la falta de señalización desorienta a los visitantes. Hay otros enclaves turísticos en Galicia que reciben cientos de turistas, pero que tienen malos accesos o falta de indicaciones.

Es el caso de la Fervenza da Toxa, en el municipio de Silleda, en la que los visitantes se ven obligados continuamente a preguntar a los vecinos cómo llegar a este tesoro natural, pues las señalizaciones que hay o son engañosas o están en un estado precario.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
3 votos

Perdidos en el Camino