Portugal inicia una ofensiva para que los usuarios españoles paguen sus peajes

Las concesionarias lusas remiten dos requerimientos antes de que un bufete andaluz amenace con acciones judiciales. Los recargos elevan las facturas hasta un 5.000 %


redacción / la voz

Las concesionarias de las autopistas y autovías de pago de Portugal han pasado a la acción para poner fin a los impagos que conductores españoles hacen en sus vías de peaje. Decenas de cartas han sido mandadas en las últimas semanas a usuarios gallegos y del resto de España por las concesionarias Brisa y Ascendi (gestionan 27 de los 49 viales privatizados) requiriendo el pago inmediato de las deudas contraídas en sus peajes. Dichos impagos se producen en las autopistas lusas al colarse sin aparato de telepeaje en los carriles automáticos, o en las autovías si se circula sin dichos dispositivos o sin vincular la matrícula a una tarjeta de crédito.

Cartas dirigidas a conductores gallegos a las que ha tenido acceso La Voz indican la matrícula del vehículo, su propietario y dirección, así como el precio de los peajes impagados y los costes administrativos añadidos por los intentos de cobro. Solo activando en Internet un código adjunto se puede comprobar la fecha, el vial y los pasos realizados.

La Federación Nacional de Asociaciones de Transportes de España, que certifica que también muchos de sus asociados han recibido dichos requerimientos, advierte que las cartas recibidas carecen de poder sancionador y reflejan errores al remitirse a antiguos propietarios de los camiones o a vehículos de compañías que no realizan tránsitos por Portugal. Los servicios jurídicos de Fenadismer alertan en todo caso de que aunque las cartas no tienen peso legal, los vehículos registrados por impagos pueden ser inmovilizados en el país vecino hasta que paguen sus deudas, si son controlados y parados por agentes de tráfico.

Los abogados de los transportistas señalan que el tercer requerimiento de pago incluye amenazas de denuncia, siendo efectuada dicha comunicación por un despacho de abogados andaluz.

Las cartas requieren además el abono de gastos de tramitación, que le han supuesto en algún caso que el peaje no abonado de 4,42 euros se transforme en una reclamación de 211,42, es decir un 4.683 % más, y que en empresas de transporte que acumulan con todos sus vehículos impagos de 1.034,28 euros afronten reclamaciones de 21.583,53.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
38 votos

Portugal inicia una ofensiva para que los usuarios españoles paguen sus peajes