«O Fiouco pechará 300 días ao ano»

mar g. balseiro MONDOÑEDO / LA VOZ

GALICIA

XAIME RAMALLAL

En Mondoñedo tienen muy claro que el trazado de la autovía A-8 que discurre hasta Abadín «es terrible y va a hacer buena la antigua carretera N-634»

02 ago 2014 . Actualizado a las 10:30 h.

Los camioneros que circulan por el alto de O Fiouco, en el tramo de la autovía A-8 que comunica Abadín con Mondoñedo, aseguran que es allí donde el verano se da la vuelta y en pleno julio la temperatura cae, la niebla «apoza» sobre la carretera y el viento «puxa tanto que incluso destolda os camións». Mondoñedo no se ha recuperado aún del impacto que sufrió en la mañana del pasado sábado, con el violento choque en cadena que se cobró la vida de una mujer, dejando casi 50 heridos de diversa consideración.

Gerardo Ledo, de Argomoso, que tiene sus vacas al borde mismo del fatídico kilómetro 548 donde se registró la colisión múltiple, lo dice claramente: «O Fiouco pechará máis de 300 días ao ano». Y explica: «mentras non pasa unha vez, todo vai ben, pero nesta zona ás veces, eu veño mirar do gando e pola néboa non vexo nin a cancela, porque hai moita». Gerardo asegura que «a culpa» de que el trazado de la A-8 eligiera la zona más alta de la montaña está en las Covas do Rei Cintolo. «A Cova privou de que fora máis abaixo, senón fora nelas non deixaba ir por ahí a autovía», asegura.

El ganadero se refiere a las condiciones orográficas del terreno, una de las razones por las que hubo que buscar un trazado alternativo, que incluyó el gran puente de Lindín, con una altura de 757 metros. En la aldea del mismo nombre, Edelmiro López y su mujer Remedio Fernández, miran el puente y sentencian: «Moito peor se ía vivir se fora na ponte, eso ía ser unha traxedia». El día del accidente «era impresionante a néboa, desde aquí abaixo non se vía a ponte». «Houbo sorte», señala otra vecina, Ermitas Valoría. «Mira, metela polo Fiouco non se lle ocurre a naide, no verán é como se fora inverno». Y añade que su nieto, camionero, «está convencido de que vai haber máis accidente».

Un café en la preciosa plaza de la catedral de Mondoñedo deja claro todavía más que a los vecinos nos les gustó nunca el trazado de la A-8, e incluso «que hará buena la antigua Xesta». José Luis Alvite, comerciante, califica el trazado de «terrible, todo eso es un acuífero, heladas, nieblas, todos los días del año». Y apunta que el trazado «más lógico sería por la vieja N-634: «menos niebla, menos viento, y menos heladas».