El hermano de Paula Prado admite que se inventó datos judiciales para vengarse de Conde Roa

En su declaración niega haber filtrado información a cargos del PP y ha asegurado que su único interés era perjudicar al exalcalde por lo que le había hecho a su hermana


El abogado Luciano Prado, hermano de la exportavoz del PPdeG, Paula Prado, no ha admitido este martes ante la jueza instructora de la Operación Pokémon, Pilar de Lara, haber filtrado información judicial a cargos del PP y ha atribuido el contenido de conversaciones en las que se daba a entender lo contrario a invenciones para vengarse del exalcalde Gerardo Conde Roa por lo que le había hecho a su hermana.

Fuentes jurídicas consultadas por Europa Press han ratificado que, pese a las preguntas de la jueza y del propio Conde Roa, que lo interrogó en calidad de abogado que se asiste a sí mismo, Luciano Prado, citado en calidad de testigo, ha prestado declaración durante unas dos horas y no ha admitido las «filtraciones» de las que sospechaba la jueza.

Los pinchazos telefónicos de conversaciones en las que participan él o la propia Paula Prado (algunas reproducidas este martes en el juzgado) le señalan, según la jueza, como el encargado de proporcionar información judicial al PP. Entre la información a la que supuestamente tuvo acceso Prado, se alude a teléfonos intervenidos de cargos populares, a la imputación por fraude fiscal de Conde Roa, e incluso de una comida con varios magistrados en la que participaría el abogado y a que este conocería por esta vía la existencia de las fotografías del presidente, Alberto Núñez Feijoo, con el contrabandista Marcial Dorado, antes de su publicación.

Igualmente, en una conversación con Ángel Espadas, el exjefe de gabinete de Conde Roa, Luciano Prado le advierte de que «tiene problemas» en forma de querella contra las entonces ediles del PP María Pardo y Cecilia Sierra, además de «la otra», mención que los investigadores ligan a Reyes Leis, por una «licencia de aparcamiento». «Es un capricho personal contra el amigo Gerardo», le dice Prado.

Este martes, Luciano Prado ha negado el contenido de esta conversación y ha asegurado que su único interés residía en vengarse de Conde Roa, ante el que dijo sentirse muy defraudado por lo que le había hecho a su hermana -Conde Roa situó a Ángel Currás como su relevo en la Alcaldía, aunque la dirección autonómica del PPdeG prefería a Paula Prado-. De hecho, aseguró que le trasladó esta historia a Espadas con el único fin de que se la contase al exregidor.

Votación
12 votos

El hermano de Paula Prado admite que se inventó datos judiciales para vengarse de Conde Roa