Fomento reabre al tráfico el tramo de la A-8 cerrado tras el accidente

S. corral / m. García VIVEIRO / LA VOZ

GALICIA

Carlos Castro

Ayer estuvo abierto al tráfico durante una hora y media, desde las nueve y media hasta las once, pero después tuvo que cerrarlo por la niebla y así permaneció toda la madrugada y durante las primeras horas de esta mañana

30 jul 2014 . Actualizado a las 17:24 h.

La autovía del Cantábrico, la A-8, se reabrió al tráfico ayer a última hora de la tarde -pasadas las nueve y media- en el tramo comprendido entre Mondoñedo y Abadín, aunque tuvo que cerrarse de nuevo sobre las once de la noche a causa de la baja visibilidad provocada por un denso banco de niebla. Y así ha permanecido durante toda la madrugada y en las primeras horas de esta mañana. Patrullas de la Guardia Civil vigilaban las rotondas donde salen los conductores de la autovía mediante una línea de carteles y pivotes sobre el asfalto.

Finalmente sobre las once de esta mañana ha podido ser abierto de nuevo al tráfico después de que despejara la niebla.

La decisión se tomó pese a que durante los pasados días, tras la colisión múltiple en la que el sábado murió una mujer, se han instalado nuevas medidas de seguridad en la carretera y a que se ha renovado el asfalto en la zona en la que se produjo el accidente, donde el trazado discurre a una altitud de casi 700 metros.