Alcaldes de Pontevedra suscriben un frente común contra Gallardón

L. P. PONTEVEDRA / LA VOZ

GALICIA

Todos, ya fueran de BNG, PSOE o PP, suscribieron un manifiesto en el que defienden el mantenimiento de la división jurisdiccional de Pontevedra y que se tengan en cuenta las particularidades

22 jul 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

«Aquí non hai colores políticos. Aquí hai unha unidade de acción en defensa dunha cuestión común». Rafael Louzán, presidente de la Diputación de Pontevedra, se erigió ayer en punta de lanza del frente que constituyeron los alcaldes de los municipios cabeceras de partido judicial contra la reforma del ministro de Justicia. Todos, ya fueran de BNG, PSOE o PP, suscribieron un manifiesto en el que no solo defienden el mantenimiento de la división jurisdiccional de Pontevedra, sino que instan a que se elabore «un estudo pormenorizado do mapa xudicial, que teña en conta as opinións dos concellos e das institucións e entidades de todo tipo, e que desemboque nunha lei acorde coa realidade, coa particularidade e co futuro da nosa provincia».

En el documento se defiende que las poblaciones de Pontevedra tienen una configuración que «as particulariza, individualiza e distingue fronte a outras comunidades e provincias do Estado». Se alude a la crisis demográfica, al envejecimiento poblacional y al despoblamiento del rural, problemas que «transcenden as siglas e colores políticos».

Se considera que la supresión de partidos judiciales conllevará un perjuicio económico y social, y echará por tierra el axioma de acercar la justicia al ciudadano. Asimismo, se advierte de la «perda da identificación psicocultural que cada cidadán ten co seu entorno».

Aunque a la cita estaban invitados trece alcaldes de las Rías Baixas, finalmente acudieron once. Fernández Lores (BNG) excusó su presencia debido a que presidía el pleno municipal de Pontevedra, mientras que también faltó Abel Caballero (PSOE). Louzán destacó que contaba con el apoyo de ambos.

El regidor de la ciudad del Lérez confirmó que estaba «de acordo con esa fronte común». En el caso de Caballero, el presidente de la Diputación precisó que su apoyo se lo había trasladado el portavoz del partido en la Diputación. Posteriormente, desde el PSOE se consideró «unha irresponsabilidade total do señor Louzán arrogarse a potestade de ser portavoz do alcalde de Vigo cando non acudiu á xuntanza nin foi coñecedor do manifesto posterior».