«Castelao estaría de acordo comigo», asegura el presidente sobre sus políticas fiscales


Si los temas candentes en el universo Feijoo se midiesen como las cosas se miden en la red social Twitter, Castelao llevaría semanas aupado a los trending topic. El presidente de la Xunta recurrió ayer otra vez al padre del galleguismo, en esta ocasión, para defender la reforma tributaria del Gobierno español y sus propias políticas fiscales. Resumiendo, ambas cosas, todo bondades, razonó, para luego sentenciar: «Estou convencido de que Castelao estaría de acordo comigo».

Eso lo soltó el mandatario popular en la sesión de control del Parlamento al jefe del Ejecutivo, la última ya del curso político. Y lo hizo en respuesta a una pregunta del portavoz del BNG, Francisco Jorquera, quien le había afeado las «nefastas» consecuencias que para Galicia acarrearán los cambios impositivos diseñados por el Ministerio de Hacienda. El líder del Bloque, asimismo, recriminó a Feijoo que se proclamase «herdeiro do testemuño político do Sempre en Galiza» cuando luego «vai ao campus da FAES a exercer de látigo do nacionalismo», amén de a «buscar o aplauso do españolismo máis rancio dos foros da ultradereita aznariana».

Tasa sobre depósitos bancarios

«Chuchar aos de abaixo para engordar aos de arriba. Iso é o que significa a reforma», le reprochó Jorquera. El presidente de la Xunta replicó aseverando que de la modificación del IRPF se beneficiarán en la comunidad el 72 % de los contribuyentes, con una rebaja media del 30 %.

Además, sostuvo, la futura tasa sobre los depósitos bancarios reportará a las arcas autonómicas unos 17 millones de euros anuales. Galicia recibiría así un 4,8 % de lo que el Estado prevé recaudar en toda España implantando dicho gravamen, aprobado este mes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«Castelao estaría de acordo comigo», asegura el presidente sobre sus políticas fiscales