El Supremo tumba un auto del TSXG y ordena derribar el edificio Conde de Fenosa

Alberto Mahía A CORUÑA / LA VOZ

GALICIA

EDUARDO PEREZ

El Ayuntamiento y los propietarios confían en que próximos recursos eviten la demolición del inmueble coruñés

12 jul 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

El edificio Conde de Fenosa está en los tribunales desde que se puso la primera piedra. Cuando la antigua constructora Fadesa recibió en 1997 la licencia para transformar en viviendas la antigua sede de Unión Fenosa en A Coruña, allá en 1997, un arquitecto coruñés denunció su construcción por ilegal -las dimensiones del patio interior están fuera de la ley, y los permisos parciales otorgados posteriormente no amparan lo construido- y puso el asunto en manos de la Justicia, que le vino dando la razón desde el 2001. Varias sentencias desde entonces obligaban a su demolición contra la opinión de Ayuntamiento, constructora y propietarios. Hasta que en abril del año pasado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, el mismo que ordenó varias veces su derribo, daba marcha atrás, declarando inejecutable su demolición. Ante esto, una denunciante, defendida por el letrado lucense Miguel Vázquez, formuló un recurso de casación ante la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, suplicando que el edificio fuese derribado tal y como lo habían dictado numerosas veces los tribunales gallegos. Y le dieron la razón.

Esta misma semana, esa sala tumbó la sentencia del TSXG de abril del año pasado y declara que «no concurre causa de imposibilidad material de ejecutar la demolición, por lo que exige que se aplique ya la primera sentencia, la del 2001.

¿Quiere esto decir que la piqueta caerá sin remisión en cuestión de semanas o meses sobre este edificio de pisos de lujo en el corazón de A Coruña? No. Todavía quedan recursos y tanto propietarios como Ayuntamiento no solo los agotarán, sino que están convencidos de que el inmueble jamás será demolido porque hay sustento legal para evitarlo.