Imputados tres funcionarios del Concello de Vigo por tráfico de influencias

Todo parte del caso del pedáneo de Bembrive y sus diálogos en Facebook

Roberto Ballesteros entre Abel Caballero y Carmela Silva en un acto electoral del PSOE vigués
Roberto Ballesteros entre Abel Caballero y Carmela Silva en un acto electoral del PSOE vigués

vigo / la voz

El alcalde pedáneo de Bembrive, Roberto Ballesteros, en su condición de funcionario municipal del Ayuntamiento de Vigo, y otros dos empleados del mismo Concello han sido imputados por presunta comisión de un delito de tráfico de influencias que se investiga a raíz de una denuncia contra el regidor de la entidad menor viguesa presentada por una compañera de su candidatura del PSOE a las últimas elecciones locales.

Tras tres años de investigación la titular del juzgado de Instrucción 8 de Vigo ha decretado el levantamiento del secreto del sumario del caso que dilucida la autenticidad y veracidad de decenas de conversaciones mantenidas en Facebook por el regidor socialista de la entidad menor con numerosas personas a algunas de las cuales aparentemente habría ofrecido gestiones para influir en su contratación en el Ayuntamiento y concesionarias, o facilitar gestiones urbanísticas.

«Flora muy urgente, necesito la copia de solicitud de tu marido, para enchufarlo un poco por medio de sindicatos, comité de empresa, es muy urgente», se puede leer en uno de los pantallazos de la cuenta en Facebook de Ballesteros incluidos en la denuncia. «Así que ya sabes, si quieres una buena comisión, todo lo relacionado con urbanismo, licencias de obra de apertura, revisión casas etc, y te llevas una parte», se lee en otra conversación atribuida a su cuenta en la red social. «Ahora vamos a hacer el proyecto todo nuevo de [cita a una empresa de obras públicas], me llevo mi parte que lo gestioné yo, espero 3.000 euros, eso espero. Pero claro yo no aparezco en ningún lado jejejejejeje», reproduce otro pantallazo que en el sumario se atribuye al pedáneo y en ese momento funcionario adscrito al departamento de Urbanismo del Concello de Vigo.

Los otros imputados

Además de Ballesteros, figuran como imputados un funcionario también de Urbanismo y otra de asesoría jurídica, pero ambos en su condición de miembros de tribunales de oposiciones convocadas por el Ayuntamiento en el primer mandato de Abel Caballero. Fuentes del caso consideran que las imputaciones de ambos obedecen a cuestiones procesales para dotarles de garantías jurídicas mayores que si hubieran sido citados como testigos, pero dudan de que finalmente vayan a ser acusados. Uno de ellos es mencionado en las supuestas conversaciones del pedáneo como la persona que le va a pasar las preguntas de una oposición para una conocida suya. La imputada fue miembro del tribunal que la examinó.

«Hay entrevista previa, que es ahí donde tengo mano», aparece en otras de las conversaciones recogidas en el sumario.

Fuertes restricciones

Pese al levantamiento del secreto de sumario, el acceso a los cuatro tomos de la instrucción de la causa ha quedado restringido a las partes implicadas, que serán vigiladas en sus consultas por oficiales judiciales que prohibirán hacer fotografías o fotocopias.

La magistrada Margarita Guillen, que en breve sustituirá a José Antonio Vázquez Taín en el juzgado de lo Penal 2 de Santiago, advierte que ha procedido al levantamiento del secreto «toda vez que se produce una dilación en el tiempo sobre las pruebas solicitadas», pero recalca la prohibición de acceder al sumario de manera generalizada al afectar algunas de las pruebas aportadas en la denuncia «a la intimidad de terceros» y «a la esfera más reservada de la intimidad incluso de menores de edad». Ese sería el caso de una conversación mantenida en el chat de Facebook que se atribuye a Ballesteros con una joven.

Votación
23 votos

Imputados tres funcionarios del Concello de Vigo por tráfico de influencias