El PPdeG cree que abrir comedores escolares en verano genera «excesiva visibilidad» de la pobreza infantil

Acuerdo entre el grupo popular y AGE para instar a la Xunta a conveniar con los ayuntamientos medidas contra la desnutrición infantil


El Grupo Popular ha llegado este miércoles a un acuerdo con AGE para apoyar en el Pleno del Parlamento una proposición no de ley presentada por este grupo para instar a la Xunta a firmar convenios con los ayuntamientos «interesados» con el objetivo de «que ningún niño carezca de alimentación» por situaciones de vulnerabilidad en Galicia, pudiendo «utilizar las instalaciones de los centros» educativos para ello.

Durante el debate de la proposición no de ley, el diputado de AGE Ramón Vázquez, que ha sido el encargado de defender la iniciativa, ha reclamado la apertura de los comedores escolares durante la época de verano con el objetivo de que los niños de familias en riesgo de vulnerabilidad puedan acudir a estos lugares a comer. «Abrir los comedores en el verano no va a solucionar el problema de la pobreza infantil, pero va a garantizar al menos un plato de comida digna cada día», ha sentenciado.

Sin embargo, el Partido Popular, en voz de su diputado Román Rodríguez, se ha mostrado en desacuerdo con esta medida, alegando que abrir los comedores escolares durante la época de verano para que coman en ellos niños en riesgo de exclusión podría «generar excesiva visibilidad» a estos casos y «discriminación».

De hecho, el PP presentó una enmienda al texto inicial de AGE para recomendar que esta situación se tratase a través de los servicios «asistenciales» y «sociales», así como que se le pudiese «suministrar a las familias los alimentos que necesiten» para sus domicilios.

Román Rodríguez ha indicado que, aunque el PP comparte que la situación de «problemas puntuales de pobreza infantil» es «sin precedentes» y deben tomarse medidas, ha considerado durante el debate que la solución explicitada por AGE «no es adecuada».

En concreto, ha asegurado que abrir los comedores durante el verano para que los niños en «situación de vulnerabilidad» coman allí plantea un «riesgo de excesiva visibilidad» del problema y podría «provocar cierta discriminación a los usuarios de estos centros».

«Es mejor utilizar otros mecanismos de gestión de este servicio que no generen efectos de excesiva visibilidad para los alumnos y que posibiliten que las familias puedan tener alimentos en sus casas», ha sentenciado Román Rodríguez.

Esta actitud, sin embargo, ha sido criticada por el diputado de AGE, que ha asegurado que «lo que quieren las familias afectadas» es precisamente «que se visibilice el problema» y que se le «dé solución».

Una alimentación deficitaria

En la defensa de su proposición, Ramón Vázquez ha asegurado que en Galicia existe un «importante» número de jóvenes «que tienen una alimentación deficitaria» y, según han trasladado sus profesores al grupo, numerosos niños que «acuden al colegio sin desayunar».

Para Ramón Vázquez, los «síntomas» son «claros» al respecto de «una situación grave de la que alerta el profesorado y toda la comunidad educativa», por lo que ha reclamado un «enfoque global» para paliar esta problemática.

«Muchas familias no saben qué le van a dar de comer a sus hijos durante los meses de verano», ha indicado el diputado de AGE, que ha recordado que la Defensora del Pueblo solicitó que los comedores escolares tuviesen la posibilidad de permanecer abiertos estos meses para «atender a los menores en situación de vulnerabilidad».

Aunque ha reconocido que la problemática requiere un enfoque más profundo, Vázquez ha reclamado que se ponga en marcha esta medida para «paliar de manera inmediata y urgente un problema que no puede esperar por soluciones a medio o largo plazo».

Apoyo de la oposición

El diputado del BNG Cosme Pombo ha reclamado a la Xunta la elaboración de un plan específico global para «garantizar una adecuada alimentación a los niños que se encuentran al borde de la exclusión social», algo que ha calificado de «prioritario».

Por su parte, Carmen Iglesias, del Grupo Mixto, ha instado a la Xunta a «poner medidas para remediar» los problemas de nutrición infantil en Galicia aunque sea a través de medidas «paliativas y temporales» y ha considerado «indigno» que «trate de ocultarse el drama social para no evidenciar los dramas internos».

Finalmente, la diputada del PSdeG Carmen Gallego ha defendido también una enmienda a la proposición en la que, más allá de esta medida concreta, reclamaba un «plan de actuación inmediata contra el riesgo de pobreza y exclusión social» centrada en los niños. De hecho, Gallego ha apuntado que, «además de la posibilidad de abrir los comedores escolares» en verano, es también necesario implicar en una estrategia mayor «a los ayuntamientos, las organizaciones» que trabajan en este ámbito y la Administración autonómica.

Aunque en un principio el diputado de AGE no había explicitado su aceptación a la enmienda popular, finalmente ambos grupos han acordado que el Parlamento inste a la Xunta a «llevar a cabo las medidas necesarias para evitar que ningún niño carezca de alimentación necesaria por estar su familia en situación de vulnerabilidad», apostando por «convenios con los ayuntamientos interesados» que podrían utilizar «las instalaciones de los centros en colaboración con los servicios públicos de bienestar». La iniciativa ha sido aprobada por unanimidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

El PPdeG cree que abrir comedores escolares en verano genera «excesiva visibilidad» de la pobreza infantil