El gran milagro de la pequeña Tomasina

Juan Carlos Martínez REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

VÍTOR MEJUTO

La hija de una inglesa y un catalán, nacida hace un mes, rejuvenece la población de A Teixeira, uno de los cuatro municipios gallegos más envejecidos

02 jun 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

La vecina más popular del concello de A Teixeira, Ourense, se llama Tomasina. Todo el mundo la conoce a pesar de que ella todavía no se expresa con palabras: nació hace un mes. Pero su llegada al mundo es motivo de comentario y de alegría en un municipio como este: con un censo de solo 406 habitantes, 219 de ellos, el 54 % del total, han alcanzado la edad de jubilación.

La crisis demográfica gallega tiene varias facetas. Una es el envejecimiento de la población: los mayores de 64 años representan el 23,15 % del censo de la comunidad autónoma. El extremo en este aspecto lo ocupan cuatro municipios, todos ellos de la provincia de Ourense, en los que más de la mitad de los habitantes han cumplido ya los 65 años. Son A Teixeira y San Xoán de Río en el norte de la provincia y Lobeira y Calvos de Randín en el suroeste. Al visitarlos se ven algunos factores comunes: están situados en zonas de media montaña, mantienen una economía fundamentalmente agraria y los líderes locales confían en el turismo como fuente futura de sostenimiento, porque también todos ellos cuentan con una belleza natural innegable y su rico patrimonio construido, ya sea arqueológico, monumental o de la arquitectura popular, se conserva sin alteraciones.

Once niños, 18 nonagenarios

Pero la riqueza paisajística y la naturaleza pura no son valores suficientes para asentar población... a no ser que vengas de fuera. Los mayores de A Teixeira tienen hijos y nietos, pero estos han nacido o se han ido a núcleos mayores, empezando por el más cercano, Castro Caldelas, la cabecera de la comarca, y sobre todo a Ourense capital, pero también a Vigo, a Madrid o a Caracas. En el concello, según el censo del 2013, viven once niños de 9 años o menos, y 18 personas de 90 años o más. Y ahora, Tomasina.