La tarjeta del Sergas, solo para Galicia

El Ministerio de Sanidad ofrece una cartera básica de servicios de salud, pero cada comunidad tiene competencias y coberturas distintas

Un farmacéutico tramita la receta de un paciente con una tarjeta del Sergas.
Un farmacéutico tramita la receta de un paciente con una tarjeta del Sergas.

Santiago / la Voz

Ya en el aeropuerto, Nacho cayó en que había terminado el antibiótico que le habían prescrito. Haciendo uso de las nuevas tecnologías, llamó a su médico y en dos minutos apareció cargado en su tarjeta sanitaria. Confiado, acudió a una farmacia de Barcelona para retirar el medicamento. ¡Ay, las parcelas! En la botica le explicaron la incapacidad para leer su tarjeta sanitaria o acceder a su historia clínica electrónica. Las comunidades tienen competencias en sanidad, por lo que aunque hay una cartera básica de servicios marcada por el Ministerio de Sanidad, las diferencias entre los sistemas de salud de una y otra comunidad varían más de lo deseable. Sobre todo en un momento en el que las nuevas tecnologías y la globalización llegan a todos los rincones.

El acceso

Ni receta electrónica ni historia clínica. Un gallego que necesite medicamentos y tenga que salir de Galicia tiene tres opciones: ir a su médico de familia o bien a su especialista para que le tramite las recetas en papel; llevarse ya los fármacos en la maleta; o acudir en el lugar de destino a un médico de atención primaria y que este le prescriba los medicamentos, teniendo en cuenta además que no podrá acceder a su historial. Lo mismo ocurre con la historia clínica, que solo es accesible para el servicio gallego de salud, pero no para otras autonomías. El Ministerio de Sanidad presentó a finales del 2013 un proyecto para lograr una tarjeta que sea interoperable entre comunidades, pero aunque Galicia tiene su sistema totalmente digitalizado, no así otras autonomías, por lo que el ministerio no da plazos temporales.

Una vacuna más

El neumococo. Hasta hace poco cada comunidad tenía un calendario oficial de vacunas. En la práctica las diferencias no eran excesivas, sino que variaban en una o dos vacunas y, muchas veces, en la edad de administración. Actualmente se ha unificado, y solo Navarra tiene diferencias. Aún así, Galicia tiene una vacuna más, la prevenar, frente al neumococo, por lo que los niños gallegos tienen una protección a mayores gracias a este programa piloto.

Recién nacidos

Detectar más enfermedades. El Sergas, explica el secretario xeral de la Consellería de Sanidade, Antonio Fernández Campa, posee un programa de cribado neonatal para detectar metabolopatías. El Gobierno estatal prevé poner en marcha un plan similar a nivel estatal, pero en todo caso desde Sanidade aseguran que el programa gallego siempre sería más completo, es decir, con un abanico más amplio de patologías de este tipo.

Cirugías

El cambio de sexo, aquí no. En los últimos meses fue noticia la sentencia de un juez que obligaba al Sergas a pagar la operación de cambio de sexo a un paciente. Se trata de una intervención que no se realiza en todas las comunidades. Hay otros procesos quirúrgicos que tampoco son comunes a todas las autonomías, pero en este caso son decisiones vinculadas a poblaciones de referencia, no a diferencias entre sistemas de salud. Es decir, hay intervenciones muy infrecuentes, por lo que es mejor concentrarlas en un solo lugar para garantizar un mínimo de actividad y por lo tanto de eficiencia y seguridad.

Los fármacos

Distinción en cómo se pagan. En este caso algunas diferencias entre prestaciones han sido tan desiguales que han obligado a intervenir a la Justicia. Es el caso del euro por receta de Cataluña, o de la negativa del País Vasco a implantar el nuevo copago, por lo que los pensionistas de esa comunidad eran los únicos que no pagaban hasta que el Tribunal Constitucional obligó a implantar la medida. Aún así, hay diferencias. Hay fármacos que en unas comunidades se recogen en la botica -por lo que se pagan- y en otras en la farmacia hospitalaria -donde de momento no se cobra-, y viceversa. Los pensionistas gallegos pagan el tope establecido por sus medicamentos, y a partir de ahí no abonan más en la farmacia. En otros servicios de salud deben pagar el 10 % de todas las recetas, y pedir que se les reintegre lo que abonaron de más en base a sus ingresos económicos.

Prótesis

Diferencia en los catálogos. El Servicio Nacional de Salud tiene una cartera común básica en la que no debe haber diferencias; una cartera común suplementaria; y una cartera de servicios complementaria que da más libertad a las comunidades. Pero también hay diferencias en la segunda de ellas. Por ejemplo, y aunque se trabaja en unificarlos, cada comunidad tiene un catálogo de productos ortoprotésicos, que son los únicos que que se financian.

La asistencia

¿Quién pide las pruebas? Los médicos admiten que las diferencias que hay entre unas comunidades y otras en la asistencia y las prestaciones sanitarias no son llamativas. Ponen algunos casos. Por ejemplo, puede ser que en una comunidad sea el médico de familia quien tiene la capacidad para solicitar una prueba diagnóstica o prescribir una prótesis, mientras que en otra debe ser el especialista del hospital, es decir, que se trata más de divergencias administrativas que asistenciales.

Técnicas quirúrgicas

La misma operación, pero de otra forma. El secretario xeral de Sanidade apunta otra diferencia, la que puede haber en procesos, técnicas e incluso equipamientos. Por ejemplo, puede ser que en una comunidad tenga capacidad para una cirugía menos invasiva y otra no.

Coberturas diferentes

Más o menos sociales. También hay colectivos o enfermos de determinadas patologías que tienen una atención diferente según donde residan. Desde la entrada en vigor de la norma que retira a los simpapeles las prestaciones de la tarjeta sanitaria a excepción de aquellas que son urgentes, Galicia habilitó un plan alternativo para que los extranjeros irregulares con pocos recursos tengan médico de familia. Lo mismo ocurre con el programa de enfermedades infecciosas, en este caso con independencia de la situación legal.

Los recursos

Más espera o menos espera. Si hay una diferencia entre autonomías fácil de cuantificar es la de las listas de espera. Vivir en una o en otra región determina pasar antes o después por el quirófano o por la consulta del especialista. La España de las autonomías ofrece sus ventajas, pero también acarrea sus consecuencias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
46 votos

La tarjeta del Sergas, solo para Galicia