Expertos reclaman la creación de un censo de serpientes tras la mordedura a la mujer de Narón

Un herpetólogo mantiene que este tipo de animales no son mascotas: son sordos, no reconocen a sus dueños y no tienen instinto de ternura


ferrol/ la voz

Al igual que animales como los perros o los caballos es obligatorio que dispongan de un microchip identificatorio y estén censados, los expertos reclaman que se tomen las mismas medidas para las serpientes, unas mascotas en auge.

«Hay que diferenciar si se trata de una serpiente exótica venenosa o una no tóxica inofensiva, que es lo más normal y lo que se suele vender en las tiendas. En este caso, cuando vienen a adquirirlas a la tienda tenemos que entregarles el CITES, es un certificado que se entrega con la factura y dispone de un número de matrícula que es el que le da el proveedor a la tienda cuando la importa, la referencia del país importador, y el año para saber la edad del animal. Esto sería suficiente para lo que yo llamo animales light, que no tienen veneno. Luego estaría el CITES 2, para animales exóticos y peligrosos. Este certificado ya no puede tenerlo todo el mundo, tienen que hacerle una inspección cada mes...», explica Ángel Lago, propietario de la tienda de animales naronesa Mis Bichejos.

Un control de este tipo de mascotas ayudaría a las fuerzas de seguridad en casos como el ocurrido en Narón, donde la semana pasada una vecina alertó de la mordedura de una serpiente en el baño de su propio hogar. «Deberían censarse. Poder contar con un control que identificase a los vecinos que tienen serpientes en sus casas y la especie hubiese sido de gran ayuda para la policía», explica el herpetólogo Ángel Manuel Rico. El experto en este tipo de animales señala que en ningún caso recomienda tener una serpiente como mascota. «Sigo diciendo que una serpiente no es una mascota. Una serpiente es sorda, no reconoce a su dueño si le llama, no tiene instinto de ternura como sí puede tenerlo otros reptiles. Si una serpiente se ve atacada y va a morder, muerde a cualquiera ya sea su dueño u otra persona», explica.

Problemas al venderlas

Otro problema al que se enfrentan es que muchos de los dueños no disponen de ninguna identificación de su ofidio. «Nos encontramos con que vienen a entregarlo o intentar venderlo y no tienen ningún documento, y nosotros no podemos recogerlo», destaca el propietario de la tienda de animales.

Por su parte Rico critica que para algunas especies de serpientes sin veneno y de las más inofensivas no sea obligatorio incluso ni que dispongan del certificado identificatorio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Expertos reclaman la creación de un censo de serpientes tras la mordedura a la mujer de Narón