La joven que quería suicidarse da las gracias al agente que lo evitó

El guardia civil que convenció a la boirense de 25 años de que no se quitase la vida será recomendado para una medalla al mérito


Ribeira / La Voz

Hay trabajos que gratifican. Y en el caso de la Guardia Civil, si se hacen estando fuera de servicio y sirven para salvar la vida de una persona, mucho más. Esto mismo le ha pasado al agente del cuartel de Boiro que hace unos días logró evitar que una mujer se suicidara tirándose de un puente de la autovía de Barbanza a su paso por este municipio. Después de esta tentativa, y a los pocos días, fue la misma joven, de unos 25 años de edad, la que acudió por su propio pie al cuartel de la Guardia Civil de Boiro para agradecer la profesionalidad mostrada al agente que la convenció para que depusiera su intención de quitarse la vida.

Esta mujer, que ya intentó suicidarse una horas antes de que este profesional evitara que se tirase de un puente, se mostró arrepentida por lo ocurrido, aseguró que ya estaba mucho mejor y que solo quería agradecer al guardia civil su actitud. La propia chica reconoció que, valiéndose únicamente del diálogo, este profesional logró convencerla, cuando ya estaba colgada de la barandilla del puente por su parte exterior, para que pensase bien lo qué hacía y si merecía la pena mantener esa voluntad o cambiar de opinión para solucionar los problemas que la habían llevado a esa decisión.

El agente, al que muchas personas de su entorno profesional coinciden en describir como un hombre muy discreto al que no le gusta el protagonismo, está escapando de toda notoriedad desde que se hizo pública su hazaña. Es más, se limitó a decir a sus compañeros en estos últimos tres días que hizo lo que tenía que hacer y que, como guardia civil, era su obligación, tanto estando de servicio como en su tiempo libre, y que, por eso, está contento de que sirviese para evitar una tragedia.

La misma situación de satisfacción personal la están viviendo otros agentes del puesto principal de la Guardia Civil en Barbanza, que se localiza en Boiro, y que colaboraron en este servicio cuando la mujer depuso su actitud en el mismo puente en el que había decidido poner fin a su vida.

Felicitación por escrito

El coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña remitió una felicitación por escrito a los profesionales que participaron en la identificación de esta mujer y localizaron a su familia para que se hiciese cargo de ella, ya que, según parece, en el mismo puente de la autovía, y tras desistir de la opción del suicidio, estaba desorientada y no recordaba ni sus datos personales. Mención especial se lleva el agente protagonista de este servicio, ya que su comandante de puesto lo ha propuesto para la cruz de la orden del mérito de la Guardia Civil en distintivo blanco, algo que ahora tendrán que decidir los mandos superiores. Lo que está claro es que el servicio de este profesional del destacamento de Boiro en un primer momento, y de otros compañeros después, estuvo a la altura de unas circunstancias difíciles de llevar, pero que se superaron con éxito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

La joven que quería suicidarse da las gracias al agente que lo evitó