Miles de niños se quedan fuera de las guarderías de la Xunta

Hay casi 6.000 peticiones en lista de espera, aunque existen duplicidades


Santiago / La Voz

La Xunta ha publicado la lista provisional de admitidos de sus escuelas infantiles, y el listado de niños que no lograron plaza. Son casi seis mil -5.992- aunque desde la Consellería de Traballo e Benestar insisten en que muchas de las solicitudes están duplicadas; que en otros casos han reservado plaza también en un centro municipal; y finalmente que es necesario restar el millar de pequeños a los que se les da el cheque infantil, por lo que pueden acudir a una guardería privada, pagando lo mismo que abonarían en la pública.

Aún así, son miles los pequeños que por un motivo o otro no tendrán plaza en un centro Galiña Azul. Y la inmensa mayoría en torno a las ciudades de Vigo y A Coruña (1.379 y 906 peticiones, respectivamente), aunque en Pontevedra también se supera el medio millar de solicitudes sin plaza. En esta ocasión la capital gallega, que siempre presentaba una enorme demanda, registra una lista de espera menor, de 385 peticiones en cuatro escuelas infantiles.

El día 27 se conocerá el listado definitivo de admitidos y la matrícula se extenderá del 28 de mayo al 10 de junio. El curso comenzará el 4 de septiembre. La demanda de las guarderías públicas es muy variable no solo entre concellos sino que en el mismo municipio hay diferencias considerables. Por ejemplo, en Santiago hay escuelas con 75 niños en lista de espera mientras otras tienen el doble. Algo parecido ocurre en Vigo, en donde hay guarderías públicas con 66 o 145 solicitudes aguardando, frente a otras de la misma ciudad que superan las 300.

Pero también se da la situación contraria. Concellos con lista de espera cero (como Zas, Camariñas, Ribadavia, Bande, Pantón, Mondoñedo, Barro, Silleda o Crecente), o con niños que no entraron porque pertenecen a municipios limítrofes o que incluso ni siquiera limitan con el ayuntamiento en el que está la guardería. También hay guarderías con pocos niños. Muy pocos. En la de Cartelle, provisionalmente, hay un total de cinco. En Antas de Ulla siete, y en la escuela de Sobrado dos Monxes seis, dos por año. Desde el Consorcio Galego de Benestar aseguran que en las escuelas en las que los padres saben que habrá plaza puede que la matrícula suba después, ya que los progenitores no se apresuran a hacer la reserva al saber que existe oferta suficiente. Además, la Xunta no tiene un número mínimo de pequeños para mantener abierta una escuela infantil, sino que se estudian los casos uno a uno.

Por ejemplo, la guardería de A Bola se cerró un año por escasez de alumnos, y la de Muíños será la única que de momento ya se sabe que no abrirá el próximo curso. No lo hizo este, y solo dos familias se interesaron por una plaza de cara al 2014-2015, pero en previsión de que no abriese también solicitaron plaza en Bande. Además del número de niños que haya, la Xunta tiene en cuenta que exista otra escuela pública relativamente cerca y que esta tenga vacantes.

Este año, y ya van dos consecutivos, la Xunta ha decidido elevar la puntuación que se concede al hecho de que los padres trabajen. Desde la Administración se insiste en que las escuelas infantiles son fundamentalmente una herramienta de conciliación, y de ahí el hecho de baremar el que los progenitores estén ocupados.

Por provincias, en Ourense solo hay siete municipios cuyas guarderías tienen lista de espera, y en algún caso testimonial (uno o dos niños); en Lugo hay ocho concellos con pequeños que no han entrado en una escuela infantil; mientras que en A Coruña la cifra se eleva a 26 ayuntamientos; y en Pontevedra a 27. Ferrol es de las siete principales ciudades la que tiene un menor problema de falta de plazas en guarderías de la Xunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Miles de niños se quedan fuera de las guarderías de la Xunta