«Un fallo» privó de médico en Burela al hijo de una inmigrante

El Sergas asume un error «moi puntual» porque el niño sí tiene tarjeta


Viveiro / La Voz

A la segunda consiguió una inmigrante caboverdiana la atención médica urgente que pedía en Burela para su hijo español. A la primera, en el servicio de urgencias del Hospital da Costa, como no tenía tarjeta, se la negaron si no firmaba que pagaría. Dos horas después, cuando volvieron apoyados por un vecino, consultaron al chaval al lado, en las urgencias de atención primaria. Lamenta que a la primera no comprobasen en el ordenador que su pequeño sí «ten acceso ao sistema e ás súas prestacións como calquera outro asegurado». Lo reconoció ayer el Sergas, desde donde achacan a «un fallo administrativo moi puntual» haber privado de asistencia a un niño de dos años.

Ocurrió el pasado miércoles, en el hospital de A Mariña lucense. Ahí se concretará el lunes la escueta queja registrada el día de los hechos, con nombre, DNI y número de Seguridad Social del hijo de la inmigrante. «No atendió a un niño español», reza la protesta formal.

«Como calquera asegurado»

El Sergas desveló las conclusiones del «pormenorizado estudo do caso». Aunque la madre proceda del continente africano, ese hijo, que parió en el mismo hospital de Burela, «non só dispón de DNI, senón que está dado de alta na base de datos da tarxeta sanitaria», dice el Sergas.

Por eso ella y el vecino que la ayudó reprochan que en la ventanilla de urgencias no mirasen la base de datos, como la madre dice haberles pedido, para demostrar que su niño es, en palabras del Sergas, «como calquera outro asegurado».

«Garantida» a los menores

Consultar el ordenador, que ella insiste en haber solicitado cuando «querían cobrarme por consultar a mi hijo», también habría servido para algo que, en opinión del Sergas, «cabe destacar: consta que o paciente vén recibindo asistencia sanitaria, consultas pediátricas e revisións periódicas, con normalidade».

En sus explicaciones públicas sobre lo que llama «fallo administrativo moi puntual», al Sergas le parece que, en pleno debate sobre la sanidad para los inmigrantes, «cómpre lembrar que os menores de idade teñen garantida a asistencia sanitaria en todas as circunstancias».

Diagnosticado y tratado, el pequeño continuaba ayer recuperándose del problema respiratorio que llevó a su madre a pedir ayuda médica urgente. Sin noticias del Sergas, el vecino que respaldó a la inmigrante piensa que en la sanidad «no pueden cometer ese tipo de errores, pueden costar vidas humanas».

El Sergas alega «un fallo administrativo moi puntual» porque el niño sí tiene tarjeta y derecho a asistencia. Sin embargo, el burelense que cooperó con la caboverdiana aseguraba ayer que sabe de al menos otro niño de dos años, con síndrome de Down, cuya madre inmigrante «tiene miedo a denunciar» que le niegan atención médica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

«Un fallo» privó de médico en Burela al hijo de una inmigrante