Descartan a 100 reclamantes de la primitiva de 4,7 millones perdida

El Ayuntamiento coruñés pidió más información a otros 50 «aspirantes»


a coruña / la voz

Cuando el Ayuntamiento coruñés anunció en septiembre del año pasado que buscaba al dueño de un boleto de la primitiva premiado con 4,7 millones de euros brotaron propietarios hasta de debajo de las piedras. Cada uno se presentó en el consistorio con una historia distinta, pero todos ponían la mano en el fuego por la propiedad del boleto. Solo sabían que el billete había sido sellado el 30 de junio del 2012 en la administración que Loterías tiene en Carrefour, en Alfonso Molina, y que días después fue hallado en un despacho de la plaza de San Agustín. Sobre uno de los mostradores. Con esos datos, a día hoy, han pasado por el Ayuntamiento 150 personas afirmando que el premio es suyo. El problema es que solo uno está en lo cierto. Y ni siquiera eso, pues no se descarta que ninguno de los reclamantes sea el verdadero dueño del billete.

Por el momento, los servicios jurídicos del Ayuntamiento, que es al que encomendó Loterías la búsqueda del despistado jugador, han descartado a cien y se han quedado con 50, a los que les han pedido mayor información.

Pistas

Desde Loterías y Apuestas del Estado se insinuó que el boleto tiene un detalle que solo su legítimo propietario puede conocer. El problema es que cada uno que fue al Ayuntamiento durante estos siete meses aparece con un detalle distinto. Pero nadie suelta prenda. Ni Loterías ni el Ayuntamiento de A Coruña, que es el encargado de la búsqueda de la persona que perdió el boleto -con los números 10, 17, 24, 37, 40 y 43-, dan una pista acerca de cómo van las pesquisas. Saben que el no poder dar un solo dato de cómo fue hallado el boleto, si tiene marcas, firmas o está en blanco, invita a todos los que hayan sellado una primitiva por aquellas fechas a pensar en que puede ser la suya. «Pero ofrecer información del resguardo entorpecería todavía más el hallazgo del propietario», según explicaron fuentes de Loterías. El Ayuntamiento coruñés, a través de sus servicios jurídicos, tiene ahora año y medio por delante para recibir reclamantes. El 18 de septiembre del 2015 -ese día se cumplirá el plazo que marca la ley para buscar al dueño del resguardo- se cerrará la ventanilla municipal y los funcionarios deberán estudiar todas las reclamaciones presentadas hasta entonces.

Denuncias

Han pasado muchas cosas desde que se supo de la existencia de la primitiva perdida. Hubo dos coruñeses que juraban ser los propietarios del billete que llegaron a denunciar al delegado de Loterías en A Coruña, que es hermano del lotero que encontró la papeleta extraviada. A los reclamantes se les tomaron las huellas y fueron descartados. Sus dedos nunca tocaron ese boleto. Así fueron cayendo muchos.

En caso de que no aparezca el verdadero dueño del boleto, el premio irá en su totalidad al lotero que lo encontró. Y aunque aparezca, esa persona recibirá un pellizco, pues la ley obliga a darle un 5 % por su honroso gesto. En septiembre del año próximo se conocerá la identidad del millonario.

En la administración 44, la de Carrefour, donde se selló la primitiva, en su vitrina luce el cartel del premio, pero no pueden decir ni qué día ni a qué hora se validó. Mercedes Rey cuenta que ha recibido muchos correos de gente que asegura ser el dueño del boleto, incluso desde Asturias. Para ella el mejor final a esta historia sería que «la persona que lo compró pueda disfrutar de su suerte». Mercedes también destaca «la honradez» del lotero que encontró el billete entregándolo de inmediato. Se trata de Manuel Reija, que también desea que el verdadero dueño sea encontrado.

El billete está en la caja fuerte de Loterías

Loterías esperó más de un año para publicar en el BOP la pérdida del billete. Cuando el resguardo llegó procedente de A Coruña hasta las oficinas centrales en Madrid, se lo dejaron a la Policía Científica por si eran capaces de sacar alguna huella. Desde entonces, se encuentra en la caja fuerte. Y como no apareció el propietario se tuvo que aplicar una ley de 1889, que insta al alcalde de la localidad donde se encontró el premio a iniciar su búsqueda anunciándolo en el Boletín Oficial de la Provincia.

Un año en secreto

En A Coruña, la historia de la primitiva olvidada está en boca de todos. El boleto fue sellado el 30 de junio del 2012 en la administración de lotería número 44 de A Coruña, situada en el centro comercial Carrefour. Pocos días después esa primitiva fue encontrada por otro lotero, que es hermano del delegado de Loterías en A Coruña. Cuando iba a cerrar vio el billete sobre el mostrador de su negocio de la plaza de San Agustín. Y de inmediato se puso en contacto con Loterías. Durante todo un año, la pérdida se llevó en secreto.

Votación
8 votos

Descartan a 100 reclamantes de la primitiva de 4,7 millones perdida