Quince políticos del PSOE siguen en sus cargos electos tras ser imputados


Redacción / la voz

Quince cargos institucionales del PSdeG, todos ellos ligados a la política municipal, permanecen en sus puestos tras haber sido imputados judicialmente.

Si el Concello de Santiago se ha convertido en el epicentro judicial para los populares, al verse la mayoría de su gobierno salpicado, el Ayuntamiento de Ourense sufre el mismo papel en el caso de los socialistas gallegos. Tras dimitir su anterior alcalde, Francisco Rodríguez, al ser implicado en la operación Pokémon, el que fuera su equipo de Gobierno acumula ahora varias imputaciones. Su sucesor en la alcaldía, Agustín Fernández, y las concejalas socialistas Áurea Soto y Marga Martín están imputados por la supuesta contratación de reforma de una calle sin la suficiente publicidad. El regidor y Soto también están imputados por un expediente de contratación de asistencias técnicas, así como la edila está inmersa en media docena de asuntos urbanísticos. Martín, por su parte, también lo está en otro por el programa de ayudas domiciliarias.

Tras desembarazarse de varias imputaciones, el alcalde de Lugo, Xosé López Orozco, sigue pendiente de los juzgados al estar imputado en la Pokémon y un asunto laboral con uno de los policías del cuerpo local.

José Ramón Val, diputado socialista en O Hórreo, lo seguirá siendo, según comunicó su partido, mientras su imputación en la trama de las multas no derive en proceso judicial. El mismo caso ha hecho dejar su cargo de diputado provincial a José Luis Raposo, sin embargo, aún sigue como socialista en la alcaldía de Pedrafita.

La Pokémon, además de destartalar al gobierno popular de Santiago, ha generado también la imputación del edil socialista Bernardino Rama, como la derivación coruñesa de esa causa, la operación Pikachu, le ha costado la acusación judicial al edil coruñés José Nogueira.

La operación Rey, que ha empujado al que fuera alcalde de Castro de Rei Juan José Díaz Valiño a dejar la política, costó la imputación de la aún edila Ana Cando, como el desembarco de la operación Orquesta en la Costa da Morte tiene en el mismo estado al alcalde de Corcubión, Francisco Javier Lema.

Otros asuntos dan también la condición de imputados a los socialistas alcaldes de Camariñas y Vimianzo y a la regidora de Viveiro, y por supuestos delitos ecológicos en los dos casos, a los mandatarios de Bergondo y Culleredo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Quince políticos del PSOE siguen en sus cargos electos tras ser imputados